Raymond J. Sutil Delgado / raymond@jovenclub.cu

Los videojuegos, se han convertido en la primera opción de entretenimiento por excelencia de niños, niñas, adolescentes y jóvenes (y no tan jóvenes). Por lo que clasificar los juegos que se adecuen a cada edad y a los valores de nuestra sociedad, es una necesidad que hoy debemos poner en práctica.

Un sistema de clasificación de contenido de videojuegos es un sistema usado para la clasificación de videojuegos en grupos idóneos relacionados. La mayoría de estos sistemas están asociados con y/o patrocinados por un gobierno.

Referencias de clasificación de estas aplicaciones de ocio, tenemos en países europeos, Estados Unidos, Canadá, Brasil, Argentina, Bolivia y México. Siendo estos 4 últimos los únicos países de América Latina que posee un sistema de esta índole. Un caso especial es Australia que posee dos sistemas para un mismo propósito.

Los sistemas más conocidos y difundidos, por su calidad y seriedad a la hora de clasificar son: ESRB, PEGI y OFLCA y OFLCNZ (Australia). Los mismos se basan en la edad, diseños, guión, mecánica de juego, etc.

ESBR: Entertainment Software Rating Board es un sistema norteamericano para clasificar el contenido de los videojuegos, y asignarle una categoría dependiendo de su contenido.

En 2009, había asignado 19.130 categorías a juegos enviados por más de 350 distribuidoras. ESRB realiza de forma independiente clasificaciones, entregando lineamientos y los principios de privacidad para la industria de los videojuegos. Primero clasifica los videojuegos según su contenido de violencia física o verbal y otros elementos como el contenido sexual. Esta clasificación orienta y ayuda a los padres y consumidores a elegir los videojuegos que son correctos para su familia, idea propiciada tras la aparición del video juego Mortal Kombat.

Las clasificaciones ESRB son tres:

Clasificaciones normales
– Early Childhood (Primera infancia), de 0 a 5 años y gente con problemas mentales.

– Everyone (Todos), todas las edades o 6 años.

– Everyone 10 and up (Todas las personas mayores de 10 años).

– Teen (Adolescentes), de 13-16 años.

Clasificaciones restringidas
– Mature (17+) (Edad madura), de 17 años (Menores deben ir acompañados de un adulto).

– ESRB Adults Only 18+.svg Adults Only (18+) (Sólo adultos), de    18 años (No se admiten menores).

Otras clasificaciones sin restricciones

– Rating Pending (Clasificación pendiente) Ninguna.

Otro sistema con el mismo objetivo es el Pan European Game Information o PEGI es un sistema europeo para clasificar el contenido de los videojuegos y otro tipo de software de entretenimiento.El sistema PEGI se aplica en 25 países sin tener relación alguna con la Unión Europea.

Existen dos formas de clasificación para cualquier software; una de edad  sugerida y otra sobre seis descripciones de contenido, tales como el uso de lenguaje indecente, violencia, etc.

Por norma PEGI orienta, se colocan en el anverso y el reverso de los estuches de los videojuegos unas etiqueta, que indican uno de los siguientes niveles de edad: 3, 7, 12, 16 y 18, indicando de manera fiable la idoneidad del contenido del juego en términos de protección de los menores (no tienen en cuenta el nivel de dificultad ni las habilidades necesarias para jugar).

En Cuba, estamos comenzando en este mundo de los videosjuegos, de forma seria. Dentro de la emergente industria, sería recomendable la intervención de un grupo multidisciplinario, para evaluar y clasificar los videojuegos que se deseen estandarizar en Cuba, así como la clasificación de los juegos en producción de factura nacional. Pues actualmente, no se cuenta con un sistema parecido a los anteriores, teniendo en cuenta además, que la gran mayoría de los videojuegos que son usados en el país, son desarrollados por compañías extranjeras.

Un comentario en «Clasificación de los videojuegos»
  1. Hace tiempo quería escribir o leer algo respecto a la clasificación de los juegos. Cada vez que oigo a algún «especialista» arremetiendo contra los videojuegos me pregunto si tendrán la más remota idea de que existen estas clasificaciones. Recuerdo estaba en la secundaria y siempre veía la clasificación de aquellos cassettes de Super Nintendo; si bien algunos estaban por encima de nuestra edad (Mortal Kombat, Killer Instict, etc.), la violencia nunca se convirtió en nuestro deporte favorito.
    Quizás estamos pidiendo demasiado en este momento si queremos que todos los padres cubanos aprendan a clasificar y dosificar juegos a sus hijos. Por culpa de la ignorancia de algunos padres me encuentro a una niña de cinco años jugando GTA Vice City (incluso mejor que yo) como si fuera el juego de Barbie más inocente.
    ¡Cuánto nos falta por aprender! Espero y confío en que algún día dejemos de creer que lo sabemos todo y no levantemos la voz apresuradamente para estigmatizar aquello que no comprendemos.
    Muy bueno el artículo, espero que no sea el último con este tema, hubiese sido interesante poner algunos ejemplos de juegos y su clasificación, estoy seguro que a los padres de esa niña les vendría bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.