Los Joven Club de Computación y Electrónica en Cuba: un programa único en el mundo

Autor: Carlos López López / carlos.lopez@vcl.jovenclub.cu

Coautor: Olga Lidia Cabrera López

Resumen: Se realiza un compendio de los hechos más significativos durante el quehacer de los Joven Club de Computación y Electrónica como regalo a sus ya 30 años, revelándose las coincidencias de Fidel Castro Ruz en momentos memorables del programa. Se dan argumentos que demuestran lo identitario y renovador de la labor que se realiza por lograr informatizar a la sociedad cubana; propiciando la adquisición de conocimientos sobre la historia organizacional. Se realizaron búsquedas en internet, contactos telefónicos, vía correo electrónico y chat como vía para corroborar datos. Se presenta una historia única contada desde dentro, con brechas que estimulan la búsqueda constante de nuevos conocimientos.

Palabras claves: Joven Club de Computación y Electrónica, Tecnologías de la Información y la Comunicación, Fidel Castro Ruz

 Abstract: A compendium of the most significant events during the work of the Young Club of Computing and Electronics is made as a gift to its already 30 years, revealing the coincidences of Fidel Castro Ruz in memorable moments of the program. There are arguments that demonstrate the identity and renewal of the work that is done to achieve computerization of Cuban society; Promoting the acquisition of knowledge about organizational history. Internet searches, telephone contacts, e-mail and chat were searched as a way to corroborate data. It presents a unique story told from within, with gaps that stimulate the constant search for new knowledge.

Key words: Young Club of Computing and Electronics, Technologies of the Information and the Communication, Fidel Castro Ruz

 Introducción:

Los Joven Club de Computación y Electrónica, creados por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz el 8 de septiembre de 1987, fue la materialización de un programa de alto impacto social que ya cumple 30 años y ha permitido la inclusión en Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) a la sociedad cubana, facilitando en toda la extensión de la palabra «inclusión», el acceso a las TIC sin distinción de edad, raza, sexo ni creencias religiosas; con marcado interés en los niños, jóvenes, personas de la tercera edad y muy particularmente en las personas con discapacidad. Hoy muy próximo a cumplir los 30 años el Director General de los Joven Club de Computación y Electrónica Raúl Vantroi Navarro ha afirmado: fuimos creado por Fidel Castro y existiremos para siempre (Comunicación personal, 20 de diciembre, 2016).

En 1984 se daban los primeros pasos del programa de los médicos de la familia en Cuba, graduándose los primeros 19 especialistas en Medicina General Integral en 1987, año en que se crearon los Joven Club de Computación y Electrónica y justamente Fidel Castro el propio día de su creación con la visión de futuro que lo ha caracterizado vislumbró: …Joven Club de fábrica, de instituciones y Joven Club popular, porque estos son los que están allí al lado de los vecinos, este es el médico de la familia, la computadora de la familia”…; sentencia que ha quedado impregnada en la mente y en el corazón de los trabajadores del programa de los Joven Club de Computación y Electrónica y que se replica en diferentes medios con orgullo, y de donde emergió el eslogan institucional, el cual expresa el compromiso con la familia cubana, elemento de alta significación para el programa de los Joven Club de Computación y Electrónica en el proceso de transformación hacia una empresa de alta tecnología, pero una empresa diferente, la empresa popular, la de los vecinos, la de la familia (Sitio de los Joven Club, 2014).

En la historia de los Joven Club de Computación y Electrónica existen lagunas que merecen ser abordadas, por otra parte es posible recuperar, ordenar y presentar de manera integral hechos o situaciones presentados de manera aislados, a lo que se suma la posibilidad de ofrecer una opinión desde dentro con alcance más allá de lo organizacional, relacionando el hecho con el contexto en el que se desarrolla, desde una perspectiva tecnológica. 

Es necesario hacer un paréntesis para que en lenguaje universal se comprenda que es el programa de los Joven Club de Computación y Electrónica, que aunque a manera de comprensión se realiza un símil con otros proyecto desplegados por toda la geografía mundial, los Joven Club son un programa único, programa cubano que se presenta en el Anuario estadístico de Cuba como centros de acceso público, así llamados con mucha frecuencia en América Latina y que en otros países, incluyendo a la propia América Latina aparecen como: cibercafés, telecentros, telecentros comunitarios, infocentros, tecnocentros, InfoPlaza, kioscos de Internet, entre otros (Paz, 2003 & Un cibercafé y sus servicios, 2016).

Figura 1. Uno de los 611 Joven Club de Computación y Electrónica, Joven Club Camajuaní II, situado en la localidad de Vueltas, municipio Camajuaní, provincia Villa Clara. Cuba.

Se pretende hacer un recorrido cronológico, con una parada en los hechos más significativos, con valoraciones actuales y futuras de los momentos que han marcado el quehacer durante los ya 30 años del programa de los Joven Club de Computación y Electrónica, un programa acelerado, conciso y revolucionario, en el sentido de los cambios y novedades que se han sucedido desde su fundación hasta la actualidad.

El 18 de julio de 1987, tercer sábado del mes, en víspera de la celebración del día de los niños en Cuba, se apertura en un local aledaño al Pabellón Cuba una exposición con unas pocas microcomputadoras y teclados inteligentes; como espacio de recreación para los niños y jóvenes. Fue una iniciativa de la Unión de Jóvenes Comunista (UJC), organizada por las Brigada Técnicas Juveniles y con el apoyo de otras instituciones y organizaciones, la cual tuvo una amplia acogida con un número significativo de visitantes. Al conocer Fidel sobre lo acontecido, dijo: …«A mí me gustó mucho esta idea»…, y a solo un mes y 21 días, el 8 de septiembre de 1987 se decide extender la experiencia allí vivida, al resto del país, con la concreción ese mismo día del primer Joven Club de Computación y Electrónica, en el mismo lugar donde se montó la exposición, convertido hoy en el actual Joven Club Central de la ciudad de La Habana (Del Prado, 2016 & Pérez, 2016). 

Figura 2. Primer Joven Club de Computación y Electrónica en Cuba. Joven Club Central.

Ya en el año 1988, a solo un año de creados los Joven Club de Computación y Electrónica existían un total de 19 instalaciones, cifra que en 1989 arribó a 44 en todo el país, año que tuvo el privilegio de ver nacer el 6 de septiembre, en la provincia de Villa Clara el primer Joven Club Móvil de Computación. La meta estaba desde entonces trazada y era arribar a los 100 Joven Club de Computación a lo largo del territorio nacional.

La creación y extensión de los Joven Club móvil se fundamentaba en poder llegar en ómnibus rodantes a los lugares más recónditos. Los también llamados laboratorios móviles, son ómnibus adaptados a laboratorios de computación, equipados con computadoras que ofrecen servicios con enfoque recreativo, facilitando el conocimiento y el entretenimiento en materia de Tecnologías de la Información y la Comunicación, contribuyendo a la informatización de los habitantes de las zonas rurales y montañosas. En la actualidad existen seis Joven Club Móvil de Computación con presencia en las provincias de: Villa Clara, Pinar del Río, Granma, municipio especial Isla de la Juventud, Santiago de Cuba y Ciego de Ávila. Recordar que aunque hoy no está en funcionamiento, el tercer Joven Club Móvil del país tuvo el orgullo de nacer en el 2002 en la provincia de Cienfuegos.

Figura 3. Imagen actual del primer móvil de Computación del programa de los Joven Club de Computación y Electrónica.

La idea del Joven Club Móvil además de llevar sobre ruedas la informática a las comunidades rurales, ha permitido el acceso a los centros penitenciarios, ha facilitado llegar hasta la vivienda de personas con limitaciones, a las escuelas especiales donde asisten niños con discapacidades visuales, auditivas y motoras; además ha jugado un papel importante en los momentos de recuperación tras el paso de huracanes prestando servicios a las comunidades afectadas.

Los primeros pasos del programa de los Joven Club de Computación y Electrónica permitieron crear instalaciones en cada municipio cabecera de todas las provincias, en cada municipio de La Habana y en otros tres municipios del país: Manzanillo, Morón y Cárdenas, pero la idea era distribuir instalaciones por toda la geografía cubana, cubriendo zonas urbanas y en particular zonas de montaña.

En sus inicios las instalaciones contaban con teclados inteligentes, monitores KRIM 218 y Caribe; grabadoras marca Sony y cartuchos para la enseñanza del lenguaje de programación LOGO, entre otros medios. Posteriormente se cambia el equipamiento por computadoras personales XT y 286, introduciéndose paulatinamente las computadoras 386, 486; hasta el año 2001 donde se renueva todo el equipamiento en los Joven Club de Computación y Electrónica, los que quedan dotados de los Pentium de última Generación, en aquel entonces.

El programa de los Joven Club de Computación y Electrónica ha evolucionado para bien en el tiempo, por eso se afirma que es un programa revolucionario, que nunca se ha detenido introduciéndose renovaciones constantes. En el año 1990, a solo dos años de celebrarse la Primera Convención Internacional de Informática de La Habana (Informática 88), se celebró en Cienfuegos el Primer Evento Nacional de los Joven Club: «Infoclub 1990», evento que se celebra cada dos años y que este 2017 tuvo como sede el Centro Tecnológico «El Bosque» de la provincia de Camagüey, donde Anamaris Solórzano, Directora Nacional de Comunicación Institucional, rememoró aquel primer encuentro de 1990 (Comunicación personal, 1.ro de junio, 2017).

El año 1991 fue un año de lujo para los Joven Club de Computación y Electrónica, no solo por los cambios introducidos, sino por la presencia física de Fidel Castro en la inauguración del primer Palacio Central de la Computación y la Electrónica de La Habana, quien dejó escrito para siempre la inolvidable frase: «Siento envidia». En este propio año se alcanzó la cifra de 106 instalaciones distribuidas en 86 municipios del país,  se creó el segundo Joven Club Móvil de Computación en la ciudad de Pinar del Río y la red de datos con acceso internacional de los Joven Club de Computación y Electrónica: TinoRed, que junto a la red central del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, fueron bautizadas como las pioneras en Cuba. 

TinoRed brindó servicio de correo electrónico internacional, mediante acceso conmutado, no solo a trabajadores de los Joven Club de Computación y Electrónica, también a otros organismos e instituciones. El servidor era una computadora con microprocesador 386 y sistema operativo Unix. Sólo aproximadamente a tres años de inaugurarse el primer servicio de internet en Cuba, TinoRed contaba con conexión a internet (1999) y en el año 2000 se aprobó conectar a internet a todos los Joven Club de Computación y Electrónica (CUBADEBATE, 2004).

El 17 de agosto de 1994, cuando los Joven Club estaban por cumplir sus siete años de creados se funda la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA), hecho de significación para el sector de las Tecnologías de la Información y la Comunicación; creándose en este mismo año el segundo Palacio de la Computación y la Electrónica del país, con sede en Pinar del Río.

El año 2000 acogió las tribunas abiertas por internet en la lucha por el rescate del niño Elián González. El 13 de septiembre de este año, Fidel Castro visitó por segunda vez el Palacio Central de la Computación y la Electrónica de La Habana, quien afirmó: «Hay aquí motivo de satisfacción para los que un día pensamos en la idea de crear estos Joven Club». En aquel entonces el programa de los Joven Club de Computación y Electrónica contaba con 174 computadoras, que se convirtieron en 174 cañones de ideas lanzando mensajes electrónicos en apoyo a la justa causa por la liberación del niño.

En este año 2000 se anuncia la necesidad de arribar a la cifra de 300 instalaciones, lo cual se logra el 4 de abril del siguiente año, lográndose presencia en todos los municipios del país.

La lucha por el rescate de Elián marcó el inicio del trabajo en las redes sociales como espacio para poner la verdad de Cuba. Los Joven Club de Computación y Electrónica cuentan en la actualidad con un sitio web oficial (https://www.jovenclub.cu/) y perfiles institucionales en Facebook (https://www.facebook.com/jovencluboficial) y twitter (https://twitter.com/jovenclubcuba), los que han servido de escenario para difundir y compartir información con los internautas.

El 17 de enero de 2001, en la reinauguración del Palacio de Computación de Pinar del Río, Fidel Castro expresó: “Ya se llama Palacio de la Computación y ese es un nombre muy respetable, destinado a permanecer tantos años como permanezca la Revolución, es decir siempre…”, también aseveró: … es bueno que todas las provincias tengan su Palacio de Computación como este de Pinar del Río. En aquel entonces, solo existían tres instalaciones de este tipo. Cumpliendo este precepto de Fidel Castro en la actualidad cuentan con instalaciones como estas, también las provincias de: Santiago de Cuba, Guantánamo y el municipio especial Isla de la Juventud. A esta modalidad se suman el surgimiento de los centros tecnológico recreativos como: El parque de los sueños y el Barrio tecnológico de Versalles, en Santiago de Cuba, el Hola Ola de La Habana, El Bosque de Camagüey, parque tecnológico de Monserrate de Matanzas; servicios de Joven Club dentro de los centros gastronómicos y otras entidades; y la introducción del servicio de videojuegos utilizando los simuladores virtuales.

En el 2001 en el X Aniversario del Palacio Central de Computación Fidel Castro habló de proyectos futuros para el programa, y meses más tarde realizó la visita histórica al Joven Club Artemisa II, quien dejó escrito en el libro de visitantes: «Lo que quiero escribir es que me siento muy feliz: ¿Razones? Un millón. Más que un Joven Club he visto un telescopio con el que se puede escrutar el infinito universo de un futuro para la patria y para el mundo…».

Desde septiembre a julio de 2001, 149 instructores de Joven Club de todo el país participaron en la introducción de la enseñanza de la computación en las escuelas primarias de los municipios de: 10 de Octubre, Arroyo Naranjo y San Miguel del Padrón de la provincia de La Habana.

Sucesos de alta significación para los Joven Club de Computación y Electrónica tuvieron lugar en el propio 2001 como el comienzo de la instalación del cable de fibra óptica nacional, elemento de gran importancia para el desarrollo de la infraestructura en Tecnologías de la Información y la Comunicación, en el 2002 se inaugura la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI) y en el 2003 se celebró en Ginebra la primera fase de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información y el Conocimiento, donde Cuba tuvo participación.      

Como parte del proyecto de informatización de la sociedad cubana, hasta el 2003 la institución había egresado en materia de Tecnologías de la Información, la Comunicación y la Electrónica más de medio millón de personas, en el 2006 se alcanzó el millón de egresados y como parte de las actividades conmemorativas se efectuó una mesa redonda especial con la participación del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz. En esta oportunidad se le entregó a Fidel el diploma acreditativo con la cifra de graduados (Figura 4). Actualmente la cifra de egresados supera los 4,5 millones, representando esto una de las contribuciones sociales, que ha permitido al país el desarrollo contínuo en materia de Tecnologías de la Información y la Comunicación y con ello la disminución de la brecha digital.

Figura 4. Fidel Castro recibe el diploma acreditativo con la cifra de 1 000 000 de graduados.

Figura 4. Fidel Castro recibe el diploma acreditativo con la cifra de 1 000 000 de graduados.

Resulta oportuno hacer un paréntesis para dejar ver como el Joven Club de Computación y Electrónica ha aportado significativamente al Índice de Desarrollo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (Índice de desarrollo de las TIC) logrado por Cuba.

La Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) establece el denominado Índice de desarrollo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (Índice de desarrollo de las TIC, de manera abreviada IDT), que se divide en tres subíndices: subíndice de acceso, subíndice de utilización y subíndice de habilidades. En el informe anual sobre Medición de la Sociedad de la Información de la UIT, se ofrece una visión global de los últimos avances en las Tecnologías de la Información y la Comunicación y en cuyos resultados aparece de manera implícita la labor de los Joven Club de Computación y Electrónica en relación a el Índice de desarrollo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación. El gráfico de la figura 5 muestra la posición de Cuba entre 167 países para el IDT y cada subíndice.

Figura 5. Posición de Cuba entre 67 países para cada subíndice como parte del índice de desarrollo de las TIC.

Figura 5. Posición de Cuba entre 67 países para cada subíndice como parte del índice de desarrollo de las TIC.

Observar el subíndice de habilidades (línea de color naranja), donde Cuba al cierre de 2015 obtuvo la posición 58. Importante observar la posición en los años 2007-2010, donde obtuvo posiciones entre el 3.er y 6.to lugar, digno de reconocer para un país con limitaciones económicas como Cuba. Sin dudas los Joven Club de Computación y Electrónica contribuyen de manera permanente a la posición alcanzada por Cuba en el índice de desarrollo de las TIC.

El año 2005, marcado por la participación de Cuba en la II Fase de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información y el surgimiento del Portal Educativo Cubano «CubaEduca», en el marco de la convención pedagogía 2005, los Joven Club alcanzan la cifra de 588 dependencias, lográndose al menos dos instalaciones por municipio. Se inició en este propio año (noviembre) la primera edición de la maestría a distancia (Maestría en Nuevas Tecnologías para la Educación) coordinada por el Ministerio de Educación Superior para todos los trabajadores con nivel universitario, donde la prestigiosa Universidad Central «Marta Abreu» de las Villa se encargó del diseño, monitoreo y gestión; lo que permitió dos años más tarde elevar la cifra de 15 másteres a más de 740.

También el año 2005, marcado por el desarrollo de la industria del videojuego, constituyó escenario de los primeros pasos de Joven Club en esta materia, lo que se materializó con las producciones: Comando Pintura, Beisbolito, Pinta conmigo, La gata Mini, lográndose mayor solidez en la producción de videojuegos con Gesta final y producciones posteriores en alianza con el ICAIC como: Fernanda y el Capitán Plin. La creación de la casa productora de videojuegos con sede central en La Habana y filiares en diferentes provincias ha jugado un papel importante en lograr un equilibrio entre el entretenimiento, lo identitario y lo educativo.

El 7 de marzo de 2006, en el acto por el aniversario XV del Palacio Central de la Computación y la Electrónica ante la presencia del Comandante en Jefe Fidel Castro, quedaron inauguradas los últimas catorce instalaciones del plan de las 300 Joven Club, para completar la cifra de 602 instalaciones en el país. Al culminar la actividad el Presidente Fidel Castro Ruz firmó el libro de visitantes en el que escribió: «Soy hoy, 7 de marzo, por todas las razones del mundo, el revolucionario más feliz» (Fiallo & García, 2006).

El 4 de septiembre de 2007 en víspera a la celebración de los XX cumpleaños de los Joven Club de Computación y Electrónica, se lanza el primer número de la revista Tino, Revista Digital de los Joven Club de Computación y Electrónica. Con alta significación se suma a la celebración, el mensaje de reconocimiento  enviado por  Fidel  Castro  a los trabajadores del programa donde quedó para siempre como nuestra, la frase: «La niña de los ojos de la Revolución en  la  computación  son  los  Joven Club» (Figura 6).

Figura 6. Mensaje de reconocimiento enviado por Fidel Castro a los Joven Club de Computación y Electrónica por sus dos décadas.

Figura 6. Mensaje de reconocimiento enviado por Fidel Castro a los Joven Club de Computación y Electrónica por sus dos décadas.

En el 2008 se aprueba El Palacio de la Computación y la Electrónica de La Habana como sede central autorizada para impartir posgrados, con subsedes en las cabeceras provinciales, explotándose las posibilidades tecnológicas para la impartición de cursos a distancias.

En enero de 2010 los Joven Club de Computación y Electrónica dejan de subordinarse a la UJC para pasar al Ministerio de la Informática y las Comunicaciones, actual Ministerio de las Comunicaciones. En este mismo año coincidiendo con el día del trabajador de la cultura, el 14 de diciembre se hace el lanzamiento oficial de la Enciclopedia Colaborativa Cubana en la red «Ecured», bajo el slogan Conocimiento con todos y para todos, proyecto en el que los Joven Club han liderado la generación de contenidos. Exactamente un año más tarde surge la 1ra. versión de la Ecured portable y el 4 de abril de 2013 estuvo disponible en todos los Joven Club, la versión para móviles (EcuMóvil), presentada el 22 de marzo de 2013 como parte de la Expoferia Informática 2013. Ya en septiembre de este mismo año fue lanzada la Ecured portable con imágenes y en el 2014 se crearon 3 libros electrónicos a partir de contenidos de la EcuRed: Museos de La Habana, Calles de La Habana y Ríos de Cuba (EcuLibros). A menos de cumplir sus 7 años la Ecured resultó reconocido como producto en la categoría de “Campeones” del Premio Internacional del Foro de seguimiento a la Cumbre de la Sociedad de la Información y del Conocimiento 2017, organizado por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (CUBADEBATE, 2017).

En diciembre de 2014, surge Mi Mochila para más tarde denominarse como el producto Mochila, que se presenta con una versión renovada el 27 de diciembre de 2016, abordando en su primer número una amplia variedad de materiales sobre el líder histórico de la revolución cubana, marcando además un cambio en su estructura y frecuencia de distribución semanal. Mochila es un producto cultural alternativo confeccionado y distribuido por Joven Club, con propuestas recreativas culturales para la familia cubana, con predominio del formato audiovisual.

En estos últimos años se trabaja con una mirada hacia el logro de una empresa de alta tecnología, con la introducción de nuevos servicios y productos que satisfagan cada vez más las necesidades y expectativas de la familia, lo que nos ha llevado a transitar por el camino de transformación de Unidad Presupuestada a Unidad Presupuestada con Tratamiento Especial, como vía futura de lograr el autofinanciamiento económico, manteniendo siempre las ideas fundacionales de ser los centros de accesos a las Tecnologías para las comunidades y en lo particular para la familia, tal y como avizoró Fidel Castro en el momento de su creación.

El programa de los Joven Club de Computación y Electrónica nacido, aquel 8 de septiembre de 1987 es hoy un inmenso proyecto, que se nutre de su propia historia y que se compromete a continuar siendo un programa renovador con la meta de alcanzar la prosperidad y sostenibilidad a la que estamos llamados por Raúl Castro, una prosperidad y sostenibilidad que va más allá de la dimensión económica para penetrar los límites de la prosperidad humanista.

Razones más que suficientes se han expuesto para corroborar que el Joven Club de Computación y Electrónica en Cuba es un proyecto único en el mundo y que fue creado por Fidel para existir siempre, por eso los trabajadores del programa con el empeño que nos caracteriza seguiremos trabajando para que el Joven Club siga siempre siendo la computadora de la familia, para que sigan siendo el telescopio con el que nos comparó Fidel a su paso por el Joven Club de Artemisa, para que Fidel siga siendo el revolucionario más feliz del mundo y para ser siempre la niña de los ojos de la Revolución en la computación.

Siento no haber abordados explícitamente temas medulares del trabajo de estos 30 años como el proceso de formación y en particular la formación a  distancia, el trabajo orientado al desarrollo de software y la producción de videojuegos, el proceso de formación técnico-profesional de los trabajadores y el trabajo en las redes sociales,  pero el espacio y el tiempo se agotan y con el compromiso de continuar escribiendo, la historia de los Joven Club de Computación y Electrónica, no quedarán olvidados sino serán al igual que otros temas no vistos; asignaturas pendientes. Terminar agradeciendo a Néstor del Prado y a Omar Pérez Salomóm; al primero por su artículo en CUBADEBATE: Los Joven Club un aporte revolucionario de Fidel, no solo para niños y jóvenes y al segundo por su gran libro «Viaje al infinito»; quienes me comprometieron a escribir desde mi perspectiva el quehacer de los Joven Club de Computación y Electrónica. Muchas felicidades para el ejército de más de 5200 trabajadores del programa más revolucionario del mundo, quienes juntos hemos sabido consolidar la obra que aquel 8 de septiembre de 1987 Fidel llamó la computadora de la familia.

Conclusiones:

Se resumió la historia de los Joven Club de Computación y Electrónica, con la inclusión de los momentos más significativos, así como hechos de coincidencia del líder histórico de la Revolución Fidel Castro con el decursar del programa, revelándose elementos del contexto tecnológico.

 Referencias Bibliográficas:

CUBADEBATE. (2004). Mesa Redonda Informativa: Cuba plantea un camino más democrático de acceso a la Internet. Recuperado el 14 de junio de 2017, de http://www.cubadebate.cu/especiales/2004/01/27/mesa-redonda-informativa-cuba-plantea-un-camino-mas-democratico-de-acceso-a-la-internet/#.WVNoy1yTLIU

 CUBADEBATE. (13, junio de 2017). Reciben instituciones cubanas premios del WSIS 2017. Recuperado el 14 de junio de 2017, de http://www.cubadebate.cu/noticias/2017/06/13/reciben-instituciones cubanas-premios-del-wsis-2017/#.WU0KulyTLIV

Del Prado, N. (2016). Los Joven Club un aporte revolucionario de Fidel, no solo para niños y jóvenes. Recuperado el 6 de noviembre de 2017, de http://www.cubadebate.cu/opinion/2016/09/22/los-joven-club-un-aporte-revolucionario-de-fidel-no-solo-para-ninos-y-jovenes/#.WU0QmVyTLIU

Fiallo, M. & García, N.  (2006). Fidel Castro en un acto por el decimoquinto aniversario del Palacio Central de Computación. La Habana. Recuperado el 28 de septiembre de 2016, de http://www.voltairenet.org/article136504.html

Paz, O. P. (2003). Telecentros: Hacia el acceso, uso masivo y aprovechamiento de TIC en América Latina y el Caribe. Cali, Colombia. Recuperado el 4 de abril de 2017, de http://condesan.org/mtnforum/sites/default/files/publication/files/telecentros.pdf

Pérez, O. (2016). Fidel y las tecnologías para todos. Recuperado el 7 de noviembre de 2016, de http://www.juventudrebelde.cu/cuba/2016-08-09/fidel-y-las-tecnologias-para-todos

Sitio de los Joven Club (2014). Recuperado el 7 de abril de 2017, de https://www.jovenclub.cu/index.php?option=com_content&view=article&id=69:quienes-somos&catid=77:informacion-fija&Itemid=483

Un cibercafé y sus servicios. (2016). Recuperado el 8 de abril de 2017, de http://www.trabajo.com.mx/un_cibercafe_y_sus_servicios.htm

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Share

7 Comments

on “Los Joven Club de Computación y Electrónica en Cuba: un programa único en el mundo
7 Comments on “Los Joven Club de Computación y Electrónica en Cuba: un programa único en el mundo
  1. Leí este artículo y lo voy a volver a releer porque me han traido muchos y lindos recuerdos, gracias a Carlos y a Olga Lidia por tan bello trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *