Autor: Maylin Hernández Rosell / maylin@jovenclub.cu

Por estos días ha estado muy de moda en diferentes web el  tema de los Videojuegos, su posible uso en la Educación, incluso los hay que apuestan por un “Sí” otros por un “No” en este sentido. Muchos y diversos son los Videojuegos, sus actores principales son los usuarios, estos que van desde niños hasta adultos, porque tan diferente suele ser la gama de videojuegos que existen en el mundo como tan diferente es  la masa de usuarios que los usan e interactúan con ellos.

¿Sabe usted como funciona la Mecánica de Juegos? ¿Sabe como funciona un Videojuego?

Una mecánica de juego es una estructura de reglas definidas con la intención de producir una experiencia de juego o jugabilidad satisfactoria. Todos los juegos utilizan mecánicas. En general, el tratamiento y estudio del diseño de un juego, sugiere mecánicas de juego que permitan a los jugadores jugar a un juego para divertirse y entretenerse. Si no se consiguen esos objetivos, hay que revisar la mecánica de juego para rectificar el error.

La interacción de varias mecánicas de juego en un juego determina la complejidad y el nivel de interacción de un jugador dentro del juego; esta complejidad e interacción junto con el escenario y los recursos disponibles determinan el equilibrio de juego.

Complejidad + Interacción + Escenario + Recursos = Equilibrio de juego

Muchas de las mecánicas de juego que conocemos han sido utilizadas a lo largo de muchos años, mientras que otras son relativamente modernas. La creación de nuevas mecánicas así como la reusabilidad de mecánicas ya existentes es un reto constante para los diseñadores de juegos.

No debemos confundir la complejidad de una mecánica de juego con la profundidad o el realismo del juego. La mayoría de los videojuegos presentan mecánicas técnicamente muy complejas, incluso en diseños relativamente sencillos.

En general, los videojuegos han evolucionado a partir de fórmulas de diseño muy simples (Asteroids) hasta llegar a modelos extremadamente complejos (Fable II) según ha ido aumentando la capacidad de procesamiento de los ordenadores. En contraste, los juegos casuales por lo general presentan una regresión a conceptos básicos de diseño.

Mecánicas de juego vs jugabilidad: la jugabilidad se refiere a la experiencia de juego. Suele existir cierta confusión a la hora de definir conceptos. Para algunos, la jugabilidad es un conjunto de mecánicas de juego. Mientras que para otros (especialmente cuando se refiere a jugabilidad básica), la jugabilidad se refiere a un núcleo de mecánicas de juego que determinan las características del juego mismo.

¿Qué es la jugabilidad? Es un término que se emplea en el diseño y análisis de juegos que describe la calidad del juego en término de sus reglas de funcionamiento y de su diseño como juego. Se refiere a todas las experiencias de un jugador durante la interacción con el sistema de juego. La definición estricta de jugabilidad sería aquello que hace el jugador. Por lo tanto la jugabilidad está relacionada directamente con la experiencia de juego.

Un juego con buena jugabilidad sería aquel que durante su transcurso exhibe un conjunto de reglas y mecánicas que vayan parejas al tema y además sean divertidas. Las reglas del juego definen su mecánica, es decir: a qué se juega (cuáles son los objetivos) y cómo se juega (cómo lograrlos). Al definir jugabilidad entran en juego dos palabras muy interesantes que son: reglas y mecánicas.

Una regla de juego es una condición que provoca una acción; mediante las reglas se define la interactividad del juego, que es el conjunto de decisiones que puede tomar un jugador para afectar al estado del juego (se puede considerarse a un juego como una máquina de estados). La interactividad ha de mantenerse sencilla si el diseñador desea una buena jugabilidad; para ello, las posibilidades de elección que se le presentan al jugador no han de ser muy elevadas (pues cuantas más opciones haya disponibles, mayor será la complejidad de la decisión, mayor tiempo le llevará tomarla al jugador…). Acción/reacción, una decisión afecta el estado del juego. La toma de decisiones provoca la interactividad con el juego. A más decisiones, más complejidad, a más complejidad menos jugabilidad.

Por ejemplo, la jugabilidad básica de un juego de disparos o de lucha, es de golpear o disparar al adversario sin recibir daño. En una aventura gráfica, la jugabilidad básica consiste en resolver puzzles relacionados con el contexto. En un juego de golf, la jugabilidad se reduce a golpear una bola hasta alcanzar un hoyo determinado.

Caso práctico. Pangya es un juego de golf con toques fantásticos. En este juego el objetivo es muy sencillo de entender: consiste en meter la bola en el hoyo empleado el menor número de golpes posible. Básicamente, podemos resolver el 99% de las situaciones con un golpe estándar, sin complicaciones ni riesgos. Aun así, el juego permite realizar golpes especiales, los cuales se ejecutan presionando una determinada secuencia de teclas justo antes de golpear la bola. Si se ejecuta bien el comando, atinamos un golpe especial y recibimos cierta recompensa. Si fallamos… lo perdemos todo. Por lo tanto, existe un objetivo y muchas maneras de conseguirlo, tantas como flexible sean nuestras mecánicas de juego.

El objetivo a conseguir en estos juegos es diferente partiendo de la jugabilidad en sí misma. Por ejemplo, objetivos a conseguir en un videojuego son: eliminar al enemigo final (acción), completar la historia (rpg) o meter la bola en el hoyo (golf); lo divertido de jugar un juego deriva principalmente de la manera y el proceso utilizado en alcanzar dicho objetivo.

La jugabilidad básica define lo que el videojuego es (sus características), mientras que las mecánicas de juego determinan la manera de conseguir dichos objetivos.

Sin embargo, desde un punto de vista de programación o con una perspectiva de diseño global, analizando la jugabilidad básica se puede llegar a obtener los componentes de las mecánicas de juego. Por ejemplo, los elementos de la jugabilidad básica de un juego de lucha pueden ser: ataque y defensa; o también: puño, patada, defensa; e incluso podemos subdividirlo en más elementos: puño fuerte, puño medio. Por este motivo, mecánicas de juego es un concepto más de implementación, mientras que la jugabilidad es un concepto vinculado al diseño.

Referencias

1- http://www.quambi.com/gamification-entretenimiento-tareas-cotidianas/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.