Revista TINO ISSN 1995-9419

Tino, revista informático-tecnológica de la familia

El escritorio

Adictos a la red

Autor: Adrianeth Trinchet Castro / adrianet.trinchet@grm.jovenclub.cu

Las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) agrupan los elementos y las técnicas usadas en el tratamiento y la transmisión de las informaciones, principalmente de informática, internet y telecomunicaciones. El principal objetivo de la tecnología es transformar el entorno natural y social del ser humano para satisfacer las necesidades de las personas. Las nuevas tecnologías de la información están transformando los comportamientos sociales con una rapidez desconocida anteriormente en la Historia de la Humanidad. Esto está provocando nuevos hábitos y disfunciones en los individuos, que forman una nueva clase social mundial, “los conectados”.

En casi todos los países del mundo la cantidad de ciudades está en continuo crecimiento y la población de la gran mayoría de ellas está en continuo aumento. Son varias las ventajas que brindan las TIC, entre ellas se destacan: El aumento del tiempo de entretenimiento para destinarlo a la recreación y  al desarrollo de trabajos interesantes, La disminución de los esfuerzos de los trabajadores. Reemplazo del hombre cuando las condiciones de trabajo son desfavorables para la salud de las personas,  o son nocivas y peligrosas. Genera nuevos puestos de trabajo. Hay crecimiento económico. Aumento de la productividad del trabajo humano, del nivel de vida de la población, sistematización de la información y genera una potencial disminución de la jornada laboral. También podemos señalar algunas desventajas como son: La inactividad, al ser reemplazado el hombre por las máquinas y esto deriva en la recesión económica. La estratificación social. La mano de obra del hombre se vuelve  obsoleta. La dificultad de adaptación del hombre a los avances acelerados de la tecnología. Se transforman las costumbres, modos de vida y visiones del mundo.  Se genera estrés.

La adicción no se encuentra ni en uno ni en otro de los grupos mencionados anteriormente, sino que depende de cada persona, la adicción a la Red ha sido uno de los problemas detectados entre los usuarios de Internet. Un estudio ha revelado que en China un 42% de los internautas ha creado adicción a la Red o que un 18% de los estadounidenses no puede vivir sin estar conectado una media de seis horas al día. Incluso en países como Argentina existe el grupo denominado Viudas de Internet en el que cientos de mujeres se reúnen para hacer terapia y conferenciar de cómo su relación peligra ya que sus parejas prefieren pasar horas y horas navegando antes que estar con ellas.

Los especialistas advierten que cada vez atienden más casos de este tipo en sus consultas, especialmente personas jóvenes. Se calcula que en Euskadi en torno al 5% de la población tiene adicción a las nuevas tecnologías, es decir, invierte más de siete horas en Internet o haciendo uso del teléfono móvil. La incidencia es mayor en los adolescentes entre 14 y 17 años.

El Centro de Investigación Innocenti (IRC) de la UNICEF en Florencia (Italia) publicó en el informe Child Safety Online: Global challenges and strategies en el que presentan las amenazas para la seguridad y los derechos de los niños con respecto a Internet y otras TIC. Este entorno digital, según se admite en la presentación del informe, carece de diferenciación con respecto al mundo offline para los menores, que pasan de uno a otro demanera natural. Según el director del IRC, Gordon Alexander, «cada vez más niños no pueden apenas imaginar la vida sin su perfil de las redes sociales». Advierte Alexander de que la brecha digital entre menores y sus padres es mayor en los países menos desarrollados, mientras se reduce en los industrializados, al tiempo que recalca la oportunidad que suponen que los chicos más expertos y conscientes de los riesgos de la Red ayuden a los más pequeños a conocerlos y evitarlos.

Con respecto a la evolución prevista en los países menos desarrollados, el informe insiste en lanzar la advertencia de que a medida de que se vaya disponiendo más ampliamente de tecnologías como la banda ancha y la telefonía móvil de última generación, los patrones de riesgo detectados en los países más industrializados, se repetirán también en los países en desarrollo, a menos que se pongan en marcha medidas para la prevención.

Así lo ha constatado la Asociación Alavesa de Jugadores en Rehabilitación (Asajer), que en los últimos años ha registrado un incremento de consultas de este tipo. Los juegos en red, los móviles y especialmente las redes sociales son los principales motivos por los que acaban acudiendo a terapia. “Cada vez atendemos a más casos, es una realidad, pero tampoco es correcto hablar de un boom sino más bien de un goteo. En general, creo que todavía hay poca conciencia de este problema”, asegura Ana Herrezuelo, psicóloga de la Asajer.

¿Qué se considera por adicción? La asociación cree que un joven abusa de las nuevas tecnologías cuando emplea en ellas más de cuatro horas diarias, mientras que si se superan las siete ya habría que comenzar a hablar de una adicción. Sin embargo, este problema nunca llega solo. Cuando alguien depende tanto del ordenador suele repercutir en otras facetas de la vida, como en los estudios. La adicción también tiende a dañar la relación con la familia y los amigos. Cuanto más tarde se detecta esta dependencia más difícil suele ser que el tratamiento resulte eficaz.

Aunque los jóvenes reconocían que para ellos el móvil era absolutamente necesario y, en ocasiones lo com1) Pasa varias horas conectado, descuidando aspectos importantes de su vida.

2) Sus amigos y sus allegados piensan que tiene problemas con la utilización de Internet.

3) Ser joven (cuanto más joven, más riesgo hay de ser dependiente de Internet).

4) La utilización de Internet provoca graves consecuencias negativas.

5) Usted ve su dependencia de Internet como una actividad intensa y tímida.

6) Mantiene en secreto el tiempo que pasa conectado.

7) No puede pasar un día sin el ordenador y sin conectarse a Internet.

El teléfono móvil también puede crear adicción y dependencia, así lo demuestra el estudio de Naval, Sádaba y Bringué (2003), en el cual se desprende que los jóvenes son conscientes que realizan un uso desmedido del móvil y reconocen su adicción y dependencia al móvil por este medio. El Instituto Superior de Estudios Psicológicos (ISEP) define el perfil del joven adicto al móvil con tres rasgos básicos:

1) Son Adolescentes entre los 12 y 18 años.

2) Predominantemente varones y de clase media.

3) Tienen poca comunicación con la familia.

A su vez, indican que esta adicción provoca absentismo escolar y ciertas conductas como no respetar los horarios, chatear a todas horas y dejar de relacionarse con sus iguales. Definen esta adicción de la siguiente manera: «El uso del móvil se convierte en adicción cuando pasa a ser una conducta repetitiva que resulta placentera y genera una pérdida de control en el sujeto».

Lo anterior no sucede únicamente con los adolescentes, puesto que las TIC forman parte de nuestras vidas, la Internet, por ejemplo, con sus redes sociales, propicia y permite comportamientos y actitudes que no se presentarían en situaciones de vida real. Es éste, entre otros motivos inherentes a la juventud, que los adolescentes pueden desarrollar patrones de conducta patológicos al preferir una vida virtual en donde se desfasa su personalidad a una vida social real, aterrizada en un contexto en donde tiene que estar dentro de un molde preestablecido dado por una sociedad que lo limita.

Por ello, la sociedad se ha preocupado por el mal uso de las TIC por parte de los adolescentes, con el fin de prevenir futuros problemas relacionados con la utilización de estas tecnologías y promocionar hábitos saludables para que el menor se relacione con ellas de forma adecuada. En este sentido, las estrategias preventivas y la observación de las conductas suelen ser un buen punto de partida.

“La tecnología es algo vital, no puedes abandonarla definitivamente, por lo que poco a poco hay que aprender a usarla de forma responsable”, aseguran desde Asajer. El uso del ordenador y de la Red es hoy en día prácticamente una necesidad tanto para trabajar como para comunicarse, de ahí que resulte tan complicado alejarse de este tipo de herramientas. Básicamente, el tratamiento consiste en buscar alternativas a la tecnología para relacionarse, encontrar otro tipo de aficiones y trabajar también con la familia.

Referencias

1- http://www.noticiasdealava.com/2012/01/11/sociedad/euskadi/colgados-de-la-red

2- http://internet-addiction-disorder.blogspot.com/2008/11/los-padres-estn-despistados-ante-los.html

3- http://www.federacionnet.com.ar/novedades/34-adicciones-tecnologicas.html

4- http://www.sobredrogues.net/files/arxius/ticdiario22102010.pdf

Impactos: 334

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *