Revista TINO ISSN 1995-9419

Tino, revista informático-tecnológica de la familia

La red social Número 70

El grooming, acoso en las redes sociales

The grooming, harassment in the social nets

Autor:  Yoarys Encinosa Rodríguez / Yoarys.encinosa@art.jovenclub.cu

Resumen: El artículo aborda el significado del término grooming. Además, hace un análisis de cómo se conducen los acosadores y las acciones que estos hacen para ganarse la confianza de sus víctimas. También se ofrecen consejos para actuar ante este tipo de conducta. Por otra parte se pone de manifiesto el papel de los adultos para prevenir estas acciones. Por último, se resume la condena que hace la sociedad a esta manifestación en las redes sociales.

Abstract: The article sets about the significance of the term grooming. Besides, you do an analysis of how the pursuers and the stock that these make to win his victims’ trustfulness behave. Also pieces of advice offer themselves for performing on themselves in front of this type of conduct. On the other hand you put on of manifest the paper of the adults to prevent these actions. Finally, the conviction that the society does to this manifestation in the social nets is summarized.

Palabras claves: grooming, acoso, niños, redes sociales

Key words: Grooming, harassment, children, social nets

Fig. 1 El grooming y el uso de los tablets -  #RevistaTino
Fig. 1. El grooming y el uso de los tablets

Es un hecho importante mencionar que, a pesar de que se ha demostrado que las tabletas electrónicas y el uso de Internet pueden desarrollar ciertas habilidades digitales en los más pequeños, este tipo de actividades siempre deben ser supervisadas por un adulto, de allí que muchos dispositivos móviles cuenten con configuraciones especiales de control parental. Así, la llegada de Internet abrió las puertas a la comunicación instantánea, a la creación de redes sociales, foros, lugares de intercambio en la Red, con sus pros y sus contras. Además, El grooming es una práctica de acoso y abuso sexual en contra de niños y jóvenes que, en la mayoría de los casos, sucede a través de las redes sociales. Afortunadamente, evitar que esto suceda es muy fácil, basta con tomar medidas de prevención y seguridad de navegación en Internet.

El término grooming proviene del inglés “groom” que significa acicalar o cepillar en caso de animales. Sin embargo, según la definición el grooming es un nuevo tipo de problema relativo a la seguridad de los menores en Internet, consistente en acciones deliberadas por parte de un adulto de cara a establecer lazos de amistad con un niño o niña en Internet, con el objetivo de obtener una satisfacción sexual mediante imágenes eróticas o pornográficas del menor o incluso como preparación para un encuentro sexual.

Se trata de un problema cada vez más acuciante y que ya ha puesto en guardia tanto a la policía como a distintas asociaciones. Las principales dificultades para terminar con él son el anonimato de los delincuentes, la inocencia de los menores y la fácil accesibilidad de Internet. Y es que, a diferencia del ciberacoso, en el “grooming” el acosador es un adulto y existe una intención sexual.

En realidad, no se trata de nuevos delitos, sino de antiguas formas de abuso de menores que se han readaptado a los nuevos tiempos y al anonimato de la red. De hecho, a pesar de que estas situaciones comienzan en la red, con frecuencia suelen trascender al mundo físico, derivando en delitos tales como el tráfico de pornografía infantil o el abuso físico a menores.

El grooming es un término para describir la forma en que algunas personas se acercan a niños y jóvenes para ganar su confianza, crear lazos emocionales y poder abusar de ellos sexualmente. El grooming en el mundo real puede tener lugar en todo tipo de lugares —en el barrio local, en la casa, en la escuela o en la iglesia. En el peor de los casos, estas personas también pueden desear introducir al menor en ambientes de prostitución y explotación sexual.

Los “groomers” (personas que buscan hacer daño al menor) pueden ser hombres o mujeres de cualquier edad y de cualquier nivel económico o social. El grooming puede suceder online o en persona y, en muchas ocasiones, el groomer invierte tiempo considerable durante este periodo de preparación para ganarse la confianza de los niños y sus familias:

  • Pretendiendo ser alguien que no es.
  • Ofreciendo comprensión y consejos.
  • Obsequiando regalos.
  • Brindando atención al niño.
  • Utilizando su posición o reputación profesional.
  • Llevándolos a viajes, paseos y fiestas.

Poco a poco los groomers van obteniendo más datos personales y de contacto. Seducen y provocan mediante el discurso y el envío de imágenes de tipo pornográfico para conseguir que el niño realice actos de naturaleza sexual. Suelen implementar “secretos” como una forma de controlar y asustar al niño para que se sienta avergonzado o culpable, y no denuncie el abuso.

En muchas ocasiones, el acoso en línea es más rápido y anónimo, pues los niños confían más rápidamente en un “amigo” en línea que en alguien que acababa de conocer “cara a cara”. En este sentido, las redes sociales son el medio más común que los groomers utilizan para llevar a cabo este tipo de prácticas.

¿Cómo ocurre?

Habitualmente el contacto entre ambas partes comienza a través de algún servicio de Internet, preferentemente redes sociales, plataformas de juego o comunidades online. Son servicios muy utilizados por los menores y todos ellos tienen funcionalidades de chat para conversar.

El atacante suele utilizar el engaño para facilitar ese primer contacto, creando perfiles falsos con edades y gustos similares a los del menor, de manera que le resulte atractivo e interesante, para que acepte su solicitud de amistad. Puede llegar a proponerle seguir conversando en privado por mensajería instantánea o videollamada.

Ftg. 2 El rostro del grooming -  #RevistaTino
Ftg. 2 El rostro del grooming

Una vez iniciada esa relación de amistad, ganarán confianza. El objetivo es hacer que el menor se sienta cómodo y comprendido, incluso puede que le engatuse con algún regalo, físico o virtual (un móvil nuevo, dinero, saldo para hablar por teléfono o créditos para su videojuego favorito), o con la promesa de una relación perfecta.

De este modo, poco a poco podrán intimar, subir el tono de las conversaciones y conseguir que el menor baje la guardia, para que le confíe una imagen o vídeo comprometido, o algún secreto privado. Esto se utilizará como arma de chantaje: una vez que tiene en su poder material para manipular al menor, le exigirá más imágenes y vídeos, o incluso llegar a un encuentro en persona. Si no cumple con sus deseos, le amenazará con hacer públicos todos esos contenidos comprometidos.

Consejos para prevenir el grooming

Ser víctima de grooming puede traer consecuencias fatales, sin embargo, tomar acciones concretas de seguridad mientras navegamos por Internet es la forma más sencilla de ayudarnos a prevenir esta situación. Algunas sugerencias para combatir el grooming son:

  • No proporcionar, o hacer fácilmente accesible a extraños, imágenes o información personal que pueda ser utilizada para otros fines.
  • Preservar la seguridad y confidencialidad de cuentas de usuario y contraseñas, así como la del propio ordenador.
  • No ceder ante el chantaje bajo ninguna circunstancia, puesto que ello supone aumentar la posición de fuerza del groomer.
  • No dudes en pedir ayuda si te encuentras ante una situación nueva y delicada que conlleva gran estrés emocional. Contar con el apoyo de una persona adulta de confianza es fundamental.
  • Analizar en qué delitos o irregularidades ha incurrido el acosador y cuáles pueden ser probadas para denunciar el abuso.
  • Buscar y recopilar las pruebas de la actividad delictiva: capturas de pantalla, conversaciones, mensajes y todo aquello que pueda demostrar las acciones del groomer o dar pistas sobre su paradero o modo de actuar.
  • Formular una denuncia con un adecuado análisis de la situación y elementos de prueba que ayuden a la investigación.

El papel de los adultos

Los adultos o responsables de menores deben:

  • Controlar y supervisar el acceso de los niños a Internet.
  • Concientizar a los menores sobre los peligros que existen en la Red.
  • Mantener un diálogo abierto entre padres e hijos para crear un ambiente de confianza.
  • Instalar un antivirus o software de control parental en el ordenador que utiliza el menor para protegerlo ante una situación no prevista.

Son diversas las problemáticas que se generan a partir de estas nuevas tecnologías, el grooming es una de ellas y las campañas de concientización en todos los ámbitos es fundamental. Por ello es importante que los padres de familia estén atentos cuando los niños utilicen la red para evitar que sean víctimas de grooming. Existen medidas como el bloqueo de páginas, restricción de tiempo, etc. Lo ideal es poner especial atención a las actividades que los niños realicen en la red.

Referencias Bibliográficas

Enlaces relacionados

Redes y Redes Sociales en el Número 61 de Tino

Pinterest, “Pinchando” intereses en las redes sociales en el Número 51 de Tino

Impactos: 20

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *