Raymond J. Sutil Delgado / raymond@jovenclub.cu

El As bajo la manga. Rootear un AndroidEn el primer trimestre de 2013, los teléfonos móviles o celulares, como se les conoce también, están a punto de superar a la población mundial, más teléfonos móviles que personas. Por lo que hoy, es indiscutible que lo que fue una vez un lujo en la película World Street, donde Michael Douglas, habla desde la playa con un teléfono celular desarrollado por la compañía norteamericana Motorola, se ha convertido en un elemento cotidiano, útil, práctico, necesario e indispensable en la vida moderna.

Con estas referencias, pasaron los años desde 2003, hasta la actualidad, donde la fina línea que separa a los celulares inteligentes o Smartphone de las computadoras, está casi al desaparecer. Encontrar una noticia que anuncia por ejemplo que en 2012, los celular Motorola RARZ “i”, HTC One X o el Samsung Galaxy III, son teléfonos con la potencia de una netbook, o que el ZTE Era, posee un micro de cuatro núcleos y 2 gigas de memoria RAM, no es menos que para preguntarse: ¿Dónde consigo uno así?

Pero un gran hardware no es tan atractivo si a la vista, en una pantalla táctil de 4.3 pulgadas, por ejemplo, no vemos algo que nos llame la atención. Ese algo, ya existe desde el 22 de octubre de 2008, al crear el primer teléfono disponible en el mercado para ejecutar un sistema operativo llamado Android, el HTC Dream, así, se daba a conocer al público el comienzo de lo que ha llegado a ser, el sistema operativo para móviles más utilizado en el mundo.

El sistema operativo Android no solo se usa en teléfonos inteligentes, también en ordenadores portátiles, netbooks, tabletas, Google TV, relojes de pulsera, auriculares y otros dispositivos. Está basado en Linux, junto con aplicaciones middleware. Es desarrollado por la Open Handset Alliance, la cual es liderada por Google.

La Open Handset Alliance, es un consorcio de varias compañías entre las que están Texas Instruments, Broadcom Corporation, Nvidia, Qualcomm, Samsung Electronics, Sprint Nextel, Intel, LG, Marvell Technology Group, Motorola, y T-Mobile, PacketVideo, ARM Holdings, Atheros Communications, Asustek, Garmin, Softbank, Sony Ericsson, Toshiba, Vodafone y ZTE. Todas unidas con el fin de desarrollar estándares abiertos para dispositivos móviles. Junto con la formación de la Open Handset Alliance, ésta estrenó su primer producto, el Sitema Operativo Android, construido sobre la versión2.6 del Kernel de Linux.

Los nuevos dispositivos y accesorios, fabricados por estas empresas, por lógica llevarían el sello en el software: “Android”, que aunque es un sistema libre, siempre tiene códigos por partes de las compañías, que no se revelan, por lo que toda la programación no está disponible. Aún así, tiene dominado actualmente más de 50% del mercado de teléfonos inteligentes en el ámbito mundial, seguido por Apple.

Tanto el nombre Android (androide en español) como Nexus One (producto estrella con Android) hacen alusión a la novela de Philip K. Dick ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, que posteriormente fue adaptada al cine como Blade Runner.  El logotipo es el robot «Andy».

Al igual que los iOS, sistema operativo de los iPhone de la compañía Apple inc. El robot verde de Google, está siempre en la mira de los Hacker, esta vez, para facilitar el desbloqueo de varias funciones, dedicadas específica y únicamente para las compañías que han vendido el dispositivo. Por ello, para cambiar alguna configuración de sistema de forma nativa, o abrir una brecha a la exclusividad del operador de línea (proveedor de servicios celulares), se desarrollaron aplicaciones que permiten Rootear el teléfono con sistema operativo Android.

Rooteando un Android

A menudo se suele pensar que el root Android y el jailbreak del iOS son la misma cosa. Pues no, son dos conceptos totalmente diferentes. Jailbreakear un iPhone es llevar a cabo la acción para permitir a un usuario poder instalar aplicaciones no aprobadas por Apple, o crackeadas. Para hacer eso en Android, no es necesario hackear el teléfono, el propio sistema operativo te brinda esta opción, solo debe ir a Ajustes, Aplicaciones y marcar la casilla Orígenes desconocidos. Con esta acción queda “jailbreakeado” un terminal Android. Pero el rootear, permite ir mucho más allá, y hacer cosas simplemente impensables en otros sistemas operativos. Aclarar que para instalar nuevas aplicaciones que no requieran acceso root (la mayoría) en Android, no es necesario rootear el teléfono.

Para comprender que es rootear, ilustramos con un ejemplo práctico en la informática tradicional: cuando utilizas un PC con Windows o Linux, se necesitas a menudo iniciar con el usuario administrador para ejecutar algunas tareas o instalar aplicaciones. En Windows 7, por ejemplo, tienes que hacerlo siempre que ejecutas un programa de instalación. En Linux, siempre que quieres instalar un pack o editar archivos sistema, necesitas iniciar el usuario root. Android está basado en un núcleo Linux, ese principio de administrador también existe, y ese usuario se llama root, como en Linux.

Rootear un teléfono móvil con sistema operativo Android significa simplememente, darle derechos de administrador, y poder editar los archivos del sistema. Por lo tanto, si le das acceso Root a tu teléfono, podrás controlar tu teléfono totalmente, que de otra manera no sería posible. A pesar de ser una plataforma de código abierto, el sistema operativo no brindaba al usuario un control completo sobre el dispositivo, por lo que los móviles comenzaron a ser rooteados.

Rootear el teléfono móvil permite hacer acciones, como:
– Bloquear la publicidad, al instalar una aplicación que usa los permisos de root para ello.
– Compartir tu conexión internet móvil con tu PC u otra máquina: al instalar una aplicación que usa los permisos de root para ello.
– Desinstalar las aplicaciones inútiles agregadas por tu operadora.
– Modificar manualmente los archivos del sistema: Es una práctica arriesgada.
– Modificar el sistema operativo e instalar una ROM cocinadas (sistema operativo Android modificado por los usuarios expertos, con muchas ventajas) y no depender de una operadora.

Uno de los frenos a la hora de rootear un teléfono, es la garantía, las operadoras advierten que esta práctica invalida la garantía. En teoría, es cierto, pero en la práctica no es funcional. Si necesitas recurrir a la garantía de tu smartphone es o bien porque está roto (entonces no se puede saber que está rooteado) o bien porque tiene un problema de sistema (red que no funciona, congelado, etc.) Si es el caso, siempre se puede volver atrás. Así como se rootea, se puede desrootear.

Rootear un celular, por sí solo no sucede nada, siempre debe tener a mano aplicaciones que necesitan los permisos root, para realizar su función, por ejemplo: Si poseemos un dispositivo Smartphone Samsung Galaxy S II, y queremos liberarlo para que pueda usar la SIM (en otros países Chip o línea del operador) de cualquier compañía, el primer paso es rootear, para luego instalar una aplicación que libera el teléfono, la aplicación modifica archivos del sistema que solo es posible utilizando el usuario Super Administrador (root), y así también funcionan otras que realizan diferentes acciones.

Ventajas detalladas de ser usuario Root en Android

Interacción Hardware/Software
La mayoría de los dispositivos Android vienen con un hardware excelente. Sin embargo, el sistema operativo lo limita y se convierte en el cuello de botella. Al ser root, podrás eliminar ese cuello de botella y sacar el máximo provecho a tu smartphone. ¿Cómo? Haciendo overclock al CPU por ejemplo

Aplicaciones sólo para Root
Si eres root, podrás disfrutar de cientos de excelentes aplicaciones exclusivamente para usuarios root. Entre los principales ejemplos encontramos a Titanium Backup-root (para crear copias de seguridad), LEDs Hack (desactiva notificaciones LED), DroidWall (firewall), Dual Mount SD Widget (para montar la SD en el teléfono y la PC al mismo tiempo), Root Uninstaller (para borrar cualquier aplicación que quieras), SetCPU (para modificar la velocidad del CPU), Root Explorer (gestor de archivos) y muchas más!

Aplicaciones de otras versiones personalizadas de Android
Más allá de que pueden compartir algunas características, casi todas las versiones personalizadas de Android son diferentes y ofrecen diferentes cosas. Es decir, el Galaxy S3 no ofrece lo mismo que el HTC One X, ni éste lo mismo que el Xperia Neo y así sucesivamente. Sin embargo, muchas veces vemos características o funcionalidades de otros dispositivos, que nos gustaría tener en el nuestro. Esto es imposible con un Android de fábrica, aunque es posible con versiones personalizadas de Android (llamadas ROMs o ROMs cocinadas), pero claro, para ello necesitas ser root.

Bloatware
El bloatware es un software que incorpora una gran cantidad de características y que requiere gran espacio de almacenamiento y de memoria RAM. Interfaces como Samsung TouchWiz, HTC Sense, y MotoBlur son ejemplos de bloatware. Si bien algunos bloatwares pueden ser útiles, la mayor parte no ofrece nada que uno no pueda encontrar en otras aplicaciones. Sin embargo, muchas veces las aplicaciones de bloatware no se pueden desinstalar, a menos que seas root.

Tethering WiFi y Bluetooth
Si eres root, puedes utilizar el tethering (o anclaje a red) para WiFi o Bluetooth para compartir la conexión de datos móvil con tu ordenador portátil o PC. Hay aplicaciones como WiFi Tether que permiten que un dispositivo móvil con conexión a Internet actúe como pasarela para ofrecer acceso inalámbrico a otros dispositivos, pero este tipo de apps sólo están disponibles para teléfonos root.

Overclocking
Al rootear tu Android no sólo obtienes libertad, sino que también ganas control sobre los componentes de hardware del dispositivo, por lo que puedes hacer overclocking (hacer que el procesador funcione a una mayor velocidad) y undervolting (reducir el voltaje). Generalmente, los procesadores son probados hasta una cierta velocidad, pero en realidad pueden funcionar a una frecuencia reloj más alta. Por ello no es raro ver que haciendo overclocking un procesador a 1GHz pueda llegar hasta 1.6 GHz, sacrificando algo de estabilidad por lo general. Sin embargo, si quieres sacar el máximo rendimiento al hardware de tu dispositivo, podrás hacerlo con varias aplicaciones que te permiten hacer overclocking y undervolting, pero claro, son aplicaciones para root.

Mejora de Rendimiento
Cuando compramos un dispositivo, generalmente el mismo viene con añadidos de los fabricantes y las operadoras que no nos permiten aprovechar al máximo toda la potencia de hardware que el smartphone ofrece. Al tener acceso root, podrás modificar el sistema operativo, hacer overclocking, y obtener otras mejoras de rendimiento a través de ajustes en el kernel con algunas aplicaciones, ROMs personalizadas, etc y así mejorar el rendimiento de tu Android. Por ejemplo, el Galaxy S no pasa de Android 2.3.6 en actualizaciones oficiales, pero gracias a ROMs cocinadas, puedes actualizarlo incluso hasta Jelly Bean 4.1 y mejorar su rendimiento. Tales ajustes en combinación con el overclocking han llegado a aumentar el rendimiento global de algunos dispositivos en más de un 200%. Para ello, debe ser root.

Mover aplicaciones a la tarjeta SD
Una de las mayores desventajas de los dispositivos Android es la imposibilidad de instalar aplicaciones en la tarjeta SD, sólo podemos hacerlo en la memoria interna del teléfono. Google justifica esto diciendo que las tarjetas SD son más lentas, y no puede ejecutar aplicaciones tan eficazmente como la memoria interna. Esto puede solucionarse con aplicaciones como App2SD que te permiten pasar las apps a la SD aunque no con todas (sólo con las que así lo indican). Sin embargo, si eres root podrás mover todas las aplicaciones a la SD. Sólo necesitas una SD particionada y una ROM que soporte App2SD.

Aumenta la duración de la batería
La batería es uno de los aspectos en los que los dispositivos deberían mejorar. Prácticamente todos los aspectos de los smartphons han evolucionado enormemente: tenemos pantallas cada vez con mayor resolución y calidad de imagen, procesadores más potentes, dispositivos con diseños más ergonómicos, más finos y ligeros, y si bien las baterías también han evolucionado, no lo han hecho en la misma medida que el resto de los elementos, por lo que tenemos que andar cargando nuestros dispositivos prácticamente a diario (lo cual resulta bastante molesto). Muchas de las ROMs cocinadas han probado ser excelentes para mejorar la vida de la batería, a través de la eficiencia en la configuración interna, gestión de aplicaciones, de la actividad de la red y de la eliminación del bloatware.

Es verdad que en Google Play hay varias aplicaciones para ahorrar batería (muchas de las cuales no requieren root), pero con la mayoría de las ROMs cocinadas, la batería dura aún más.

Un aparte para el CyanogenMod

CyanogenMod es un firmware no oficial (ROMs Cocinada) disponible para más de ochenta teléfonos móviles y tablets basados en el sistema operativo de código abierto Android. Ofrece características que no se encuentran en las versiones oficiales basadas en Android suministradas por los fabricantes, incluyendo, entre otras mejoras:
1- Soporte para Free Lossless Audio Codec (FLAC)
2- Multi-touch
3- Caché comprimida (compcache)
4- Una larga lista de APNs
5- Menú de reinicio
6- Soporte para tethering mediante Wi-Fi, Bluetooth o USB

CyanogenMod asegura que sus modificaciones mejoran el rendimiento y la fiabilidad frente a las versiones oficiales del software.

La última versión de CyanogenMod se basa en Android 4.1.X (Jelly Bean). Las porciones de código modificado están escritas fundamentalmente por Cyanogen (alias de Steve Kondik), pero incluye contribuciones procedentes de la comunidad de desarrolladores xda-developers (como el navegador mejorado) y de otros contribuyentes al proyecto.

Cyanogen también mantiene la recovery image utilizada en combinación con CyanogenMod. Proporciona un modo de arranque especial que se utiliza para crear copias de seguridad y restaurar el software del dispositivo, o reparar y actualizar el firmware. Es un integrante esencial de los métodos de rooteado «un click» disponibles para la mayoría de dispositivos Android actuales.

El As bajo la manga

Con esto no quiero decir que uno tiene que hacer todo lo que puede sino, que dado que rootear el móvil nos brinda una gran libertad e independencia y muchas ventajas, ¿por qué no hacerlo?.  Además, al ser root podrás modificar a tu gusto y tendrás, muchas más posibilidades para hacer lo que quieras con tu Smartphone Android.

Al fin y al cabo, una de las mayores ventajas de Android sobre otras plataformas móviles, es que es sistema operativo de código abierto, por lo que los desarrolladores trabajan día a día para traernos nuevas aplicaciones y mejores ROMs para disfrutar, dándonos la oportunidad de aprovechar al máximo nuestros dispositivos. Es decir, ¿por qué limitarnos? Nuestro Android es capaz de brindarnos mucho más.

Referencias

1- Android México. http://gdroid.com.mx/blog/2012/11/16/por-que-deberia-root-mi-dispositivo-android/
2- Wikipedia, Android. http://es.wikipedia.org/wiki/Android
3- Wikipedia CyanogenMod .http://es.wikipedia.org/wiki/CyanogenMod
4- TaliAndroid.com http://taliandroid.com/el-acceso-root-en-android/
5- Android España. http://android-espana.es/toda-la-verdad-sobre-el-root
6- Android Zone. http://androidzone.org/2012/11/ventajas-de-ser-root-en-android/

Un comentario en «El As bajo la manga. Rootear un Android»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.