Por Midiala Almeida Labrador/ midiala.almeida@mtz.jovenclub.cu

Resumen:

En los últimos tiempos, un buen número de investigaciones han intentado hacerse eco de las utilidades que la educación a distancia tiene para mejorar la educación presencial. Buena prueba de ello es observar como un importante porcentaje de profesores de universidades se han incorporado a los sistemas de educación a distancia, ya sea a través de modelos duales, mixtos o puros. El artículo pretende realizar un análisis de la educación a distancia señalando los antecedentes y conceptos fundamentales de este tipo de educación; para de ahí inferir cómo se ha utilizado esa forma de educación en los albores del siglo XXI y cómo puede influir en la educación, se señalan las diferencias entre la educación presencial y la educación no presencial, a fin de que se examinen las características de la educación a distancia comparada con el modelo de la educación tradicional, aplicadas al entorno de los Joven Club de Computación.

Abstract

Lately, a great number of research papers have tried to echo of the profits that distance education has for the improvement of presential education. A good proof of this is to observe how an important percentage of professors of universities are experiencing with distance education systems, through dual, mixed or pure models. The article attempts to carry out an analysis distance education pointing out the background and fundamental concepts of this kind of education and based on that infer how those forms of education have been used in the beginnings of the XXI century and how they can influence education, differences between presential and non presential education have also been pointed out aimed at analyzing the characteristic of distance education compared to the traditional education model applied in the Joven Club Computing Centers.

Introducción:

 Con el objetivo de hacer llegar la educación a todo aquel que la necesita, aparecieron las prácticas de educación a distancia, que ha exigido siempre la existencia de un elemento mediador entre el docente y el estudiante. Generalmente, este mediador ha sido una tecnología, que ha ido variando en cada momento, históricamente se hace referencia al correo convencional, que establece una relación epistolar entre el profesor y el estudiante, con el tiempo se han ido introduciendo nuevas tecnologías que, por su costo y su accesibilidad, permiten evolucionar en esta relación a distancia (Bates, 1995).

Materiales y métodos (Desarrollo):

 La educación según el diccionario estudiantil Susaeta, “es un proceso que permite dirigir, encaminar, orientar y perfeccionar las facultades y aptitudes del discente a través de la asimilación de conocimientos”. Esta asimilación se hará tangible mediante una serie de habilidades, actitudes, destrezas, formas de comportamiento y valores que darán como resultado cambios de carácter intelectual, social y emocional en las personas. Cabe destacar que este proceso debe darse en forma ordenada para lograr formar integralmente a la persona. La educación es algo fundamental en la vida del ser humano y la sociedad porque nos permite tener una perspectiva del futuro.

La educación debe ser de calidad, acorde con los cambios que vive la sociedad actualmente, en lo que a materia educativa se refiere, una mentalidad esencialmente renovadora, con modificaciones, sin ninguna vacilación, que elimine lo caduco y obsoleto, pues el sistema educativo evoluciona para cumplir con sus nuevos objetivos. En numerosas ocasiones, la educación ha sido el factor esencial para el cambio y el progreso, pero si los sistemas educativos no cambian con los avances científicos y tecnológicos corren el peligro de perder su sentido original y su justificación social frenando el progreso de la humanidad. De aquí parte la imperiosa necesidad de que la educación cambie para que pueda llegar cada vez a más personas, sin importar en qué parte del mundo se encuentre.

Tradicionalmente ésta se imparte dentro de un espacio físico temporal (las aulas), por medio del proceso de enseñanza-aprendizaje que se da entre un maestro que imparte una cátedra (utilizando su voz, expresión corporal y medios presenciales) a los alumnos que en el mismo espacio y tiempo (duración de la clase) reciben los conocimientos que les transmiten (enseñanza de un tema), por medio de la comunicación verbal, expresión corporal, los medios visuales y sonoros, y aquellos medios didácticos de apoyo que favorecen a este tipo de enseñanza. Al uso de este proceso de enseñanza, se le ha llamado educación presencial, educación formal o sinónimos del término, destacándose que el proceso de enseñanza debe estar enmarcado dentro de un mismo tiempo y espacio, en donde concurren al mismo tiempo el maestro y los alumnos, bajo un escenario académico presencial y con métodos tradicionales de transmisión del conocimiento. Esto se aplica por igual en la educación básica, especial, media superior o en la superior, incluyendo los postgrados.

Sin embargo, a la educación formal que se imparte dentro de las instalaciones de una escuela (presencial) no todos pueden tener acceso, ya sea porque no pueden estar presentes en la adquisición del conocimiento o por múltiples razones: por tener que trabajar, por desinterés del alumno o el tutor o por otros motivos. Razón por lo cual nos conviene comentar la definición y características de la educación a distancia.

El tema de educación a distancia se puede considerar como el antecedente directo de Internet en educación, cuyos orígenes se remontan al siglo XVIII; razón por la cual nos conviene conocer sus antecedentes y características, así también saber cómo se aprovechan las modernas tecnologías de las telecomunicaciones, computación, multimedios e Internet para impartir esta modalidad educativa para expandir su cobertura y con ello posibilitar una mejora en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

La Educación a Distancia es el método de aprendizaje en el que no es necesaria la presencia física de un profesor como en lo tradicional, en ella se incluyen las estrategias de enseñanza-aprendizaje, los medios de difusión masivos, la transmisión de conocimientos por algún medio de comunicación y las expectativas del maestro y el alumno dispersos y alejados, sin ningún contacto físico inmediato entre sí, salvo los medios de comunicación las cuales:

  • Constituyen una estrategia educativa basada en la aplicación de la tecnología del aprendizaje sin la limitación del lugar, tiempo, ocupación o edad de los estudiantes.
  • No son guiadas o controladas directamente por la presencia de un profesor en el aula, pero se beneficia de la planificación y guía de los tutores a través de un medio de comunicación que permita la interrelación profesor-alumno.
  • Es una estrategia para poner en práctica los principios y fines de la educación permanente y abierta, de manera que cualquier persona, independiente del tiempo y del espacio, pueda convertirse en sujeto protagónico de su aprendizaje.

En la educación presencial es la presencia física (en el aquí y ahora) lo que da la relación de diálogo entre el maestro y el alumno, mientras que, en la modalidad a distancia, la relación física no es ni en el mismo tiempo ni en el mismo espacio y el dialogo maestro-alumno puede ser diferido o se da por algún medio de comunicación no presencial. La educación a distancia no podría llegar a sustituir a la educación escolarizada en aulas, de ningún modo dejará de existir el maestro como guía esencial de la enseñanza y el aprendizaje, ni las instituciones de educación dejarían de avalar los estudios que se impartan en esta modalidad de enseñanza.

Gracias a los avances en la tecnología de información, hoy se tiene una importante contribución a la transformación, parcial o total, de los actuales procesos de enseñanza-aprendizaje, y éstos han influido en una mayor cobertura de receptores para este tipo de educación, más aún, con el creciente uso de la computación y la red Internet en la educación. El acceso a estos estudios no solo ha complementado los tradicionales medios de educación a distancia (televisión, radio, correspondencia, etc.), sino que ha llegado a extenderse más allá de los niveles elementales de la enseñanza.

Hoy la dualidad de estos procesos de enseñanza-aprendizaje, por un lado el aspecto presencial y por otro la no presencialidad (ambos en tiempo y espacio), han formado una nueva discusión en el campo de la educación; el cual se acentúa cuando se plantean los aspectos económicos, políticos, sociales y pedagógicos que la educación debe atender.

Resultados/Discusión:

 Los Joven Club como proyecto social creado en 1987 por el comandante en jefe Fidel Castro Ruz con el propósito de informatizar a la sociedad cubana, forma parte esencial del proyecto nacional que lleva a cabo nuestro país para fomentar la educación a distancia con el empleo de las tecnologías de la información y las comunicaciones. Desde hace varios años se manifiestan en sus instalaciones evidencias de esta modalidad mediante la plataforma nacional hubicada en http://cursad.jovenclub.cu, en la cual los estudiantes se automatriculan en el curso deseado, estudian los contenidos y solo contactan al profesor por la misma plataforma o el correo electrónico para hacerle llegar las tareas o en algunos casos alguna duda.

Por otra parte, con la introducción de la semipresencialidad, mediante cada una de las plataforma provinciales, se le ha dado un gran impulso a esta forma de enseñanza y ha despertado en los estudiantes grandes posibilidades de aprendizaje individual, motivados por las orientaciones del instructor el cual es el encargado de orientar su estudio y facilitar los materiales a utilizar en su aprendizaje.

En los laboratorios de computación se combinan ambos tipos de enseñanza, por un lado están las aulas, el diálogo como esquema de enseñanza, la transmisión del conocimiento de manera oral y la relación en el mismo espacio-tiempo del maestro-alumno y por el otro, por medio de la intranet, las plataformas de aprendizaje con los cursos a distancia y semipresenciales, donde el instructor y el alumno juegan otros papeles; el primero como asesor y conductor del aprendizaje y el segundo con capacidad de autoaprendizaje, compromiso personal y habilidad para la investigación del conocimiento.

Actualmente en los Joven Club los cursos de navegación, redes, correo electrónico e internet han servido para incentivar a los usuarios en estos contenidos y combinar el proceso de aprendizaje por la vía de la Intranet con el formato tradicional de impartición de clases en aula.

Los instructores están llamados a utilizar la enseñanza a distancia por los beneficios que reporta, dados por una comunicación no presencial (ni en tiempo, ni en espacio); apoyados por el uso de los medios tecnológicos de telecomunicación para la transmisión-recepción de la enseñanza, auxiliados en el uso de las TIC (Computación, Internet, escenarios virtuales y medios audiovisuales), conjuntamente con instrumentos técnico-pedagógicos, apoyos didácticos y sistemas de instrucción acordes a las características de esta modalidad de la educación, por lo que se encuentran inmersos en la preparación de muchos de sus instructores para este fin.

Muchos de los instructores con categoría científica de Máster están inmersos en el montaje de cursos semipresenciales y a distancia en la plataforma Moodle (http://cursad.jovenclub.cu), para fortalecer el proceso de formación y consolidar este tipo de enseñanza para que todo el que desee aprender pueda hacerlo de acuerdo a su propio ritmo.

Conclusiones:
Del presente trabajo se puede concluir que:

  • La calidad de la Educación a distancia al igual que la Educación presencial dependen de una correcta y responsable planificación, organización, dirección y control de los procesos de aprendizajes.
  • En la Educación a distancia, a diferencia de la presencial, los estudiantes y participantes pueden aprender sin estar congregados en el mismo lugar y tiempo.
  • La educación a distancia en los Joven Club ha conseguido, gracias a la ayuda de las tecnologías de la información y las comunicaciones, proporcionar la enseñanza sin necesidad de interacción entre los estudiantes.

 

Referencias Bibliográficas:

Bates, T. (A.W.) (2000). Managing Technological Change. Strategies for College and University Leaders. San Francisco: Jossey-Bass.

———— (1995). Technology, Open Learning and Distance Education. Londres: Routledge.

Castells, M. (1997). La Era de la información: economía, sociedad y cultura. Vol. I: La sociedad red. Madrid: Alianza.

Delors, J. (1997). Learning: The Treasure Within. Report to UNESCO of the International Comission on Education for the Twenty-first Century. Paris:UNESCO.

Peters, O. (1989). «The iceberg has not melted: further reflections on the concept of industrialisation and distance teaching». Open Learning. Vol. 4, núm. 3, pág. 3-8.

Duart, J.M.; Sangrà, A. (comp.) (2000). Aprender en la virtualidad. Barcelona: Gedisa.

Salinas, J. (1999). «Enseñanza flexible, aprendizaje abierto. Las redes como herramientas para la formación». En EDUTEC, Revista Electrónica de Tecnología Educativa, núm. 10, Febrero 1999. Grupo de Tecnología Educativa-UiB: Palma de Mallorca.

Santágelo, H. N. (s.f). Modelos Pedagógicos en los Sistemas de Enseñanza no Presencial basados en las TIC y redes de computadoras. En IBERO, Revista Iberoamericana de educación. No. 24. 2000. Consultada 2 de julio del 2013. Disponible en: http://www.rieoei.org/rie24a06.html.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.