Adrianeth Trinchet Castro / adrianet.trinchet@grm.jovenclub.cu

El término minimalismo se utiliza para describir una tendencia en el diseño y la arquitectura, donde el sujeto se reduce a sus elementos necesarios. El diseño minimalista se ha descrito como el diseño en su forma más básica, es el despojado de elementos súper pesados, colores, formas y texturas. Su propósito es hacer que el contenido debe sobresalir y ser el punto focal. Desde el punto de vista visual, el diseño  minimalista está destinado a ser calmado y de llevar la mente hacia lo básico. Básicamente lo que se busca es no sobrecargar el sitio con elementos que no aportan verdaderamente a la funcionalidad del mismo o al objetivo con que fue creado. No significa que poniendo sólo texto en blanco y negro tengamos un diseño minimalista. Va mucho más allá de eso.

El movimiento de este tipo de diseño comenzó en Suiza y fue aplicado a una variedad d e medios: diseño gráfico, arquitectura, música, literatura, pintura y, más recientemente, el diseño web. Aunque el diseño minimalista despegó hace décadas, los primeros días de la Internet no lo demostró. Incluso sin los logotipos de rotación, gifs y los c olores brillantes, los diseños de sitios web cansaban y eran pesados.

Realizar un diseño minimalista requiere además de lo estético una mirada funcional hacia el sitio que se está realizando. Saber que elementos aportan a la funcionalidad del mismo y cuáles no, siendo esta una tarea complicada, la cual no equivale a suprimir imágenes y enlaces.  El minimalismo combina funcionalidad y estilo, lo demás lo sustrae, por lo que se relaciona con la elegancia de la web.

En el diseño minimalista se encuentran presentes:

– La usabilidad, la interactividad y la sencillez: es una corriente artística que se basa en la reducción de objetos reales a formas simplificadas, geométricas e impersonales. Un diseño minimalista no es necesariamente un buen diseño, y un buen diseño no tiene por qué ser minimalista. La principal virtud de un diseño minimalista es que se carga rápidamente en el navegador, siempre y cuando se haga bien.

– La claridad y organización: De este modo, se abandonan las animaciones excesivas no justificadas. Se regresa por tanto al minimalismo, a la limpieza extrema, primando la frescura, el atractivo y la facilidad de uso. Los textos largos y complejos, se han sustituido por páginas de contenidos resumidos más directos e impactantes. El tipo de letra habitual es el que permite una mayor facilidad de lectura, las letras son oscuras sobre fondos claros; el contenido se “centra” en la página; predominan los colores suaves y neutros; se extiende el uso de los códigos estándar que permiten que la página se adapte al tipo de acceso e interfaz del usuario. Estos conceptos utilizan además los estándares reconocidos, el código estándar que posibilita y facilita el posicionamiento en los buscadores y la navegación de los visitantes. Además facilita al gestor Web la realización de las tareas de seguimiento del uso de la página, así como las de mantenimiento. Las animaciones en Flash siguen teniendo cabida en multitud de páginas y no exclusivamente en aquellas que, por su contenido, requieran de una mayor creatividad y diseño. Lo que sucede ahora es que su uso es más moderado y lo cual permite además mejorar tanto accesibilidad como la indexación en los principales buscadores.

¿Cómo sabemos entonces si nos encontramos ante un diseño minimalista?

Pues para ello dispones de varias pistas visuales:

– Abundante uso de tonos grises/pastel, o incluso el blanco/negro.

– Logos aparentemente austeros, posiblemente fotos con macro o alguna paranoia asombrosa.

– Tipografías muy pequeñas, casi ilegibles (Georgia en 10 puntos, por ejemplo)

– Uso de patterns como fondos, o tintas planas.

– Demasiado CSS: bordes raros, enlaces que brillan cuando pasas el cursor por encima, etc.

– Menos del 35% del área de la página tiene contenido.

El minimalismo en el diseño en general, y en diseño web en particular, se logra mediante la reducción de los elementos superfluos e innecesarios, colores, formas y texturas. Se trata de incluir exclusivamente los elementos necesarios para el correcto funcionamiento de nuestra aplicación.

Un buen punto de partida para la implementación de un diseño web minimalista pueden ser las 10.

leyes de la simplicidad de John Maeda:

1. Reducir. La manera más sencilla de alcanzar la simplicidad es mediante la reducción razonada.

2. Organizar. La organización permite que un sistema complejo parezca más sencillo.

3. Tiempo. El ahorro de tiempo simplifica las cosas.

4. Aprendizaje. El conocimiento lo simplifica todo.

5. Diferencias. La simplicidad y la complejidad se necesitan entre sí.

6. Contexto. Lo que se encuentra en el límite de la simplicidad también es relevante.

7. Emoción. Es preferible que haya más emociones a que haya menos.

8. Confianza. Confiamos en la simplicidad.

9. Fracaso. En algunos casos nunca es posible alcanzar la simplicidad.

10. La única. La simplicidad consiste en sustraer lo que es obvio y añadir lo específico.

Principios de diseño web minimalista

– Menos es más: El objetivo es dar la importancia al contenido mediante la reducción al mínimo de las posibles distracciones para el usuario. Si una página tiene demasiados elementos, el usuario puede llegar a confundirse al buscar un elemento o, incluso, malinterpretar la prioridad de cada elemento.

– Omitir cosas innecesarias: Pensar en lo necesario para el contenido y la función de su sitio web y omitir cualquier cosa que no contribuye a su función. El objetivo en este momento no es hacer que el sitio web sea menos funcional, sino eliminar los elementos innecesarios y/o combinar secciones en un esquema más simple. Una opción puede ser dividir el contenido en páginas separadas, dando a cada pieza de contenido más atención.

– Eliminar elementos hasta que el sitio web deje de funcionar: Al elaborar un diseño web minimalista, intente eliminar elementos hasta que el diseño deje de funcionar como debería. En ese momento, sabemos que hemos logrado el diseño más minimalista posible. Con este planteamiento, las consideraciones de usabilidad son muy importante, debiendo tener en cuenta que nuestra aplicación web debe ser fácil de utilizar por cualquier usuario.

– Cada detalle cuenta: En un diseño minimalista, donde se eliminan todos y cada uno de los elementos superfluos, cada detalle tiene un significado. Una frontera en torno a una imagen, la paleta de colores, el espacio en blanco, cada parte adquiere una importancia vital para la apariencia general de la página web. Debemos analizar la sensación que queremos producir al visitante y,luego, decidir sobre los detalles que generan esa sensación. Un sitio web minimalista puede ser fácilmente moderno, fresco y limpio, reservado y sofisticado, elegante y refinado, o cualquier otra cosa, basándonos únicamente en sus detalles.

– Colores: El uso del color adquiere una importancia adicional en un diseño minimalista. La elección de la paleta de colores o con un acento correcto es vital. Muchos diseñadores optan por una paleta basada únicamente en el negro y blanco y/o en tonos grises, pero el minimalismo en el diseño permite el uso de cualquier color. Debemos prestar atención al significado de los colores que elegimos, y sobre cómo interactúan unos y otros.

– Los espacios en blanco son esenciales: Los espacios en blanco y las zonas vacías son la columna vertebral de cualquier diseño web minimalista. El espacio en blanco es prácticamente sinónimo de minimalismo y nos sirve para equilibrar los pocos elementos que van a aparecer en la página. Con este recurso podemos hacer hincapié en algunos elementos sobre los demás y destacar los mensajes que queremos enviar al usuario.

– Equilibrio: Aunque gran parte de la carga del diseño puede ser aportada por las zonas y espacios en blanco y una buena estructura, por ejemplo en gris, se debe prestar especial atención a los fundamentos básicos de diseño. Quizá el aspecto más importante relacionado con el minimalismo en el diseño web sea el equilibrio. En el diseño de la página es la disposición de los objetos en una determinada estructura y su relación con su peso visual dentro de una composición. En general, el equilibrio se presenta en dos formas: simétrica y asimétrica.

– Simétrico: El equilibrio simétrico se produce cuando el peso de una composición se distribuye uniformemente en torno a un eje central vertical u horizontal. En condiciones normales, supone zonas idénticas a ambos lados del eje. Cuando la simetría se produce zonas similares pero no idénticas, se le denomina simetría aproximada. También es posible construir una composición alrededor de un punto central para generar una estructura de contenidos con simetría radial.

– Asimétrico: El equilibrio asimétrico se produce cuando el peso de una composición no se distribuye uniformemente alrededor de un eje central. Se trata de la organización de objetos de diferente tamaño en una composición de tal forma que se equilibran entre sí con sus respectivos pesos visuales. A menudo hay una forma dominante que se compensa con muchas formas más pequeñas. En general, las composiciones asimétricas tienden a tener un mayor sentido de la tensión visual.

– Tendencias en diseño web minimalista: Hay un cúmulo de tendencias en el diseño web minimalista. Algunas han existido desde los comienzos del diseño web y, otras, se están imponiendo como “buenas prácticas” para este estilo.

– Uso del gris: El gris es el color que se está imponiendo en el diseño minimalista. Los tonos grises se utilizan para fondos, textos, imágenes, etc., a menudo combinados con los colores blanco y negro o de otro tipo.

– Grandes tamaños de letra: La tipografía de gran tamaño es utilizada habitualmente en este estilo de diseño web para sustituir el uso de imágenes, de forma que se añada un reclamo gráfico a la página sin aumentar el peso de la misma.

– Patrones e imágenes: Los patrones e imágenes, tanto en background como formando parte de los contenidos, permiten añadir un gran interés visual a un diseño minimalista.

– Círculos: El uso de los círculos son otra de las tendencias en el diseño web minimalista, encontrándose multitud de sitios web en    los que son utilizados para diversos fines: encabezados, elementos destacados, etc.

Es de gran interés para todos, la importancia del factor “diseño” en la creación de sitios Web de éxito. Diseñadores y agencias web se esfuerzan al máximo en la consecución de este objetivo que solo está al alcance de unos pocos; convencidos, en que perder el tiempo en cada detalle, cada texto o imagen, permite dar valor al contenido y marca la diferencia con el resto. El minimalismo puede ser soberbio y será de alrededor de los años venideros, así que aprender algunas de sus técnicas puede ser increíblemente beneficiosa, tanto para sus clientes o para sus propios proyectos. Incluso si usted no está interesado en el estilo minimalista, las lecciones y los principios involucrados pueden ayudarlo a simplificar sus diseños.

Referencias

1- http://www.angelvicen.com/BLOGWEB/2011/12/tendencias-diseno-web-2012/

2- http://www.f-3.net/deInteresDetalle.asp?id=87Líder de Proyecto.com

3- http://ar.answers.yahoo.com/question/index?qid=20070827134725AAmdilp

4- http://jorgesaavedra.wordpress.com/category/ingenieria-de-software/

5- http://almacenplantillasweb.es/2010/06/diseno-web-minimalista-principios-conceptos-y-ejemplos/

6- http://es.scribd.com/doc/8393355/Minimalismo

Impactos: 990

Un comentario en «Diseño web minimalista»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *