Técnica para encontrar componentes SMD en cortocircuito | Technique to find short circuit SMD components

Cortocircuito

Autor: Lic. Bernardo Herrera Pérez / bernardo@mtz.jovenclub.cu

Resumen

En el artículo se describe una técnica para localizar componentes de montaje superficial (SMD, por sus siglas en inglés) en cortocircuito, aprovechando el efecto térmico de la corriente y el principio según el cual, en un circuito eléctrico fluye más corriente por el camino de menor resistencia, empleando solamente una fuente de tensión variable y un multímetro.

Palabras claves: cortocircuito, circuito eléctrico, fuente de tensión variable

Abstract

The article describes a technique for locating SMD components in short circuits, taking advantage of the thermal effect of the current and the principle according to which, in an electric circuit, more electricity flows through the path of lower resistance, using only a variable voltage source and a multimeter.

Key words: SMD, short circuit, electric circuit, variable voltage source

Introducción

Actualmente la mayoría de los equipos electrónicos dispone de circuitos impresos donde abundan los componentes de montaje superficial (SMD, por sus siglas en inglés) donde algunos de ellos son los responsables de muchas de las averías que se presentan en televisores y monitores LCD, reproductores de DVD, computadoras, cajas decodificadoras, etc. Una parte considerable de las averías es causada por algún componente SMD en cortocircuito lo cual resulta excesivamente engorroso para identificarlo siguiendo los métodos tradicionales. El presente artículo trata sobre una técnica sencilla, muy efectiva, para localizar semejantes cortocircuitos.

Descripción de la solución para detectar el cortocircuito

Los componentes SMD, en cortocircuito,  muchas veces son responsables de que una placa de algún  equipo electrónico pare en el cajón de lo inservible, por resultar muy difícil su localización y en aras de ahorrar tiempo, el técnico opta por diagnosticar “placa defectuosa” y la solución está en cambiarla, la mejor de las soluciones, pensarán muchos, por ser rápida, eficiente y garantizada, pero indudablemente, la más costosa. Sin embargo, con algo de paciencia, un multímetro y una fuente variable de corriente, se puede localizar en poco tiempo el componente defectuoso.

Para aplicar la técnica que se describe a continuación, el técnico debe advertir la existencia de un cortocircuito en la placa interpretando las mediciones de tensión con respecto a tierra, realizadas en puntos de control y que resultan ser demasiado bajas en relación a las nominales, lo cual debe corroborarse con la medición de la resistencia entre dichos puntos y tierra. La fuente conmutada, por lo regular se protege ante la presencia de cortocircuitos en la parte que alimenta, aspecto que los técnicos conocen bien. Resulta bien difícil, partiendo del punto de alimentación donde la tensión se cae debido a la resistencia muy baja, seguir la pista del circuito impreso, comprobando cada componente conectado a ella, por su trayectoria irregular y en algunos tramos, inaccesible. En este caso, se aplica el método siguiente.

La técnica se basa en el principio de que “en un circuito eléctrico, fluye más corriente por el camino de menor resistencia” y en el efecto térmico de la corriente. La placa bajo análisis se puede representar según la figura 1, donde las nubes representan partes del circuito conectadas a la línea sospechosa de contener algún elemento en cortocircuito. Si la resistencia medida entre los bornes de un capacitor, como el que se representa, es demasiado baja, se debe conectar una fuente de corriente, capaz de entregar 3 A o más, en serie con un amperímetro, si es que no lo tiene incorporado, en paralelo con el capacitor, respetando la polaridad de éste, como sugiere la figura 2. Suponiendo que en una parte de la placa, representada por la segunda nube, de derecha a izquierda, en la figura 2, hay un componente en cortocircuito, este sería un camino de muy poca resistencia (trazo discontinuo de color verde), por lo que pasaría por él la mayor parte de la corriente suministrada por la fuente conectada en paralelo con el capacitor y en virtud del efecto térmico, se calentaría excesivamente. Luego, se debe proceder de la siguiente forma:

  • Encender la fuente, con la tensión ajustada a 0 V previamente.
  • Ajustar, poco a poco, la tensión hasta llevar la corriente a un valor entre 1 o 2 A (ver el amperímetro).
  • Palpar con las yemas de los dedos diferentes partes de la placa hasta encontrar un aumento de la temperatura.
  • Refinar el tacto en la zona recalentada para detectar la fuente de calor, que obviamente será el componente en cortocircuito.
  • Remover el componente sospechoso, después de apagar la fuente.
  • Medir la resistencia entre los bornes del capacitor donde se conectó la fuente. Si el valor aumentó, comprobar la resistencia del componente extraído (debe ser baja y en ese caso, sustituirlo), si aún permanece un valor bajo, puede ser que haya otro componente en cortocircuito y se debe repetir el proceso.

Nota: En el paso 4 se puede usar un spray como el WD-40 para rociar la zona de calentamiento y observar dónde se evapora más rápido el líquido. Evidentemente será en el componente en cortocircuito por donde estaría circulando toda la corriente y en consecuencia, se calentaría en exceso.

Cortocircuito - Figura 1: Representación de una placa electrónica en la que varias de sus partes están conectadas a una misma línea de alimentación.
Figura 1: Representación de una placa electrónica en la que varias de sus partes están conectadas a una misma línea de alimentación.
Figura 2: Conexión a la placa de la fuente de tensión variable para localizar el componente SMD en cortocircuito.
Figura 2: Conexión a la placa de la fuente de tensión variable para localizar el componente SMD en cortocircuito.

 

Conclusión

Según la experiencia del autor de este artículo, los capacitores de cerámica son propensos a ponerse en cortocircuito y en menor medida, los electrolíticos y de tantalio. También los diodos zéner, principalmente, y de otro tipo, así como los transistores. Con esta técnica, el autor ha salvado varios televisores LCD, algunas tarjetas madre (motherboards), de computadora  y muchos reproductores de DVD.

Recursos empleados

Fuente de tensión variable, de 3 A o más.

Multímetro

Cautín

Enlaces relacionados

Las nuevas soluciones de Flymetro en el Número 37 de Tino

Impactos: 716

Share

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*