Para limpiar pantallas de gran tamaño, como ser las de los monitores táctiles, solamente se necesitan un paño de algodón y uno de microfibra. Con el primer paño humedecido se debe limpiar la pantalla con movimientos suaves y circulares, sin presionar. Con el de microfibra secar la superficie. Con el paño de microfibra también se puede limpiar rápidamente el polvo acumulado sin «mojar» la pantalla. Para remover la grasa sin dejar manchas, se debe usar alcohol isopropílico que, al contrario del alcohol etílico, no deja la pantalla amarillenta o blanquecida con el paso del tiempo. También es muy útil para limpiar la parte plástica o metálica del equipo. Se debe tener mucho cuidado al manipular este alcohol, mantenerlo alejado de los ojos, evitar el contacto directo con la piel y obviamente mantenerlo alejado del alcance de los niños. En el caso de los smartphones o tablets, es recomendable la utilización de películas plásticas sobre la pantalla para mayor protección y evitar ralladuras y otro tipo de problemas serios. Es importante no colocar los equipos con estas pantallas en bolsillos donde haya monedas, llaves u otro tipo de objeto duro, ya que éstos pueden arruinar considerablemente el dispositivo. De esta manera se podrá tener impecables y limpias todas las pantallas táctiles de nuestros equipos como tablets, smartphones y otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.