Redacción para la web, una manera eficiente de informar

Grether Acosta Savón / grether@gtm.jovenclub.cu
Co-Autor: Mailín Iribar López
Comunicar en cualquier sentido no resulta tarea fácil, son muchos los códigos y la forma que se utilizan al enviar y descifrar los mensajes, depende también del contexto en que se transmite el mismo. Las nuevas tecnologías le han dado un vuelco a la forma de comunicarnos con la aparición de Internet, por ello ha sido y es tan necesario conocer los códigos de la redacción para la web si queremos transmitir un mensaje correcto por estos medios.

La correcta redacción del texto digital para la web hará más competente a los que escriben para Internet ayudando de hecho a la mejor comprensión textual del lector de medios en línea. Añadamos a esto la posibilidad de la ruptura de la periodicidad y de las barreras del espacio.

¿Cómo es consumido el texto digital por los internautas?
Según el profesor titular de la Facultad de Ciencias Sociales y de la Comunicación de la Universidad del País Vasco Javier Díaz Noci la calidad y contraste de un texto digital es al menos 35 veces menor que un texto impreso. Se tiene siempre en cuenta que la velocidad de lectura en pantalla es un 25% más lenta que en papel, de manera que el lector del texto electrónico, sobre todo si no está habituado a este tipo de soporte, tiende a saltarse palabras.

Por otra parte Jacob Nielsen, el gurú de la usabilidad expone que lo habitual es que un usuario no lea con detalle ni siquiera una mínima parte de los textos de una página web. En su lugar, y por economía de tiempo, el usuario se limita a hojear la página por encima. Es decir, el usuario realiza un rápido barrido visual de cada página buscando elementos que llamen su atención.

Nueva forma de redactar para la web, una manera eficiente para la recepción de información.
“Casi nadie diseña y escribe para cumplir con la forma en que los usuarios se comportan en línea. Son extremadamente raras las nuevas formas de contenido que estén optimizadas para este medio”, dice Jakob Nielsen.

En el momento de redactar se debe tener en cuenta las siguientes características:

Brevedad y sencillez
Nielsen recomienda usar menos del 50% del texto usado habitualmente en una publicación escrita. Los usuarios se aburren con los textos largos. Los párrafos deben ser cortos, de dos o tres frases únicamente y muy directos en su estilo.

En esto coincide Díaz Noci al plantear que parece meridianamente claro que los textos que se producen para Internet deben ser más cortos (se habla de unas 25 líneas como máximo), si bien es posible, mediante el hipertexto, trocear una información mayor, y ofrecer la posibilidad de profundizar a voluntad del usuario.

Estilo de pirámide invertida
Nielsen exhorta a la utilización de este estilo; la idea principal o conclusión del texto debe escribirse al principio del mismo para lograr interesar al usuario en la lectura del mismo. Después se debe continuar con los razonamientos generales que sustentan el argumento. Para terminar se pueden ofrecer enlaces a otras páginas donde se ofrecen más detalles como tablas de datos, resultados concretos o informaciones previas.

De esta manera se asegura que el lector retenga lo más importante de la argumentación aunque no llegue a leer hasta el final del artículo o de la página.

– En el web debemos redactar información interesante, útil, accesible, atrayente.
– Textos cortos, una idea por párrafo, frases breves y concisas, que respondan a la estructura sujeto-verbo-predicado, para favorezcan la comprensión del mensaje informativo por parte del receptor.
– Titulares informativos, claros y directos.
– Utilizar la negrita y el destacado para hacer sobresalir las partes más importantes. Los textos en negrita o destacados (cursiva) deben contener la esencia del total.
– Estilo de pirámide invertida. La idea principal o conclusión del texto debe escribirse al principio del mismo para lograr interesar al usuario en la lectura del mismo. Después se debe continuar con los razonamientos generales que sustentan el argumento.
– Utilización adecuada del hipertexto el cual ampliará la información mediante cuadro de texto con información complementaria o a otros sitios que abordan el tema en cuestión.
– Citar las fuentes es de suma importancia pues brinda credibilidad al autor y por concerniente al sitio.

Hay que repensar la forma de redactar para Internet ya que la web nos mueve hacia una nueva forma de comunicación entre la organización que ofrece la información y el receptor que la consume.

Referencias

1- Díaz Noci, Javier. La escritura Digital. [En línea]. Disponible en: http://www.ehu.es/diaz-noci/Arts/A32.pdf

2- Romero Zúnica, Rafael. Ideas de Jakob Nielsen sobre cómo escribir para la Web. [En línea]. Disponible en: http://acceso.uv.es/accesibilidad/artics/01-escribir-web.htm

3- Centelles, Alicia. Cómo escribir para Internet. [En línea]. Disponible en: www.somosjovenes.cu

Impactos: 112

Share

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*