nube personalAutor: Yanara de la Caridad Otaño Alamo / yanara.otano@art.jovenclub.cu

Resumen

La nube personal abrió paso a una nueva era que ofrece a los usuarios un nivel de flexibilidad con los dispositivos que, de forma habitual, utilizan para las actividades diarias. Lo mejor es que están disponibles todos los archivos (música, imágenes u otros formatos) todo el tiempo, sin importar qué dispositivo se utilice. No existen limitaciones de espacio ni de tamaño, de carga/descarga. La Nube permite controlar el acceso. Se puede usar para almacenar fotos familiares o los registros financieros de su empresa, así como configurar quién puede ver cada archivo.

Introducción

Nube personal suele referirse con más frecuencia a una pequeña área en la nube que se configura para el hogar o pequeña empresa. El propósito de esta nube es ser segura y ajena a empresas informáticas con nubes más grandes, como Amazon o Google. Por su seguridad, la nube personal en ocasiones se denomina «nube privada». Esta dará paso a una nueva era que ofrecerá a los usuarios un nivel de flexibilidad con los dispositivos que utilizan para las actividades diarias.

La computación en la nube son servidores desde Internet encargados de atender las peticiones en cualquier momento. Se puede tener acceso a su información o servicio mediante una conexión a internet, desde cualquier dispositivo móvil o fijo ubicado en cualquier lugar. Sirven a sus usuarios desde varios proveedores de alojamiento repartidos por todo el mundo. Esta medida reduce los costos, garantiza un mejor tiempo de actividad y que los sitios web sean invulnerables a los hackers, a los gobiernos locales y a sus redadas policiales.

Desarrollo

La computadora personal ya hace tiempo que dejó de ser el único dispositivo que nos ofrece acceso social exclusivo y los ‘adivinos’ en la materia le auguran un fin muy próximo. Los usuarios digitales desplazarán la computadora de sus vidas inteligentes y la lanzarán al abismo de la nada (o de lo obsoleto, que en tecnología viene a ser lo mismo). A cambio, un nubarrón tecnológico se apoderará de nuestro cielo. La llamada ‘nube personal’ la reemplazará para este año 2014.

La idea detrás de todo esto nace en el acceso instantáneo a los datos en todo momento, desde cualquier lugar y a través tanto de dispositivos móviles (teléfonos inteligentes, tabletas, etc.), como de computadoras de escritorio.

Lo mejor de todo es que la nube no fue creada para personas expertas en tecnología, sino para el usuario final que quiere solucionar las cosas de manera rápida y simple. Por ese motivo la mayoría de los servicios que hacen uso de esta tecnología son muy fáciles de emplear.

Las últimas tendencias de la informática dirigidas al cliente se han desplazado en el mercado desde la computadora personal, de acceso social exclusivo, hacia un conjunto de dispositivos que se utilizan para las actividades diarias de manera habitual. Este fenómeno está haciendo que las empresas se replanteen la forma de entregar aplicaciones y servicios. El mundo de las tecnologías evoluciona a pasos de gigante, y la manera de interactuar con ellas, también.

Tendencia 1: La estandarización

-Los usuarios de esta época son más conocedores de la tecnología y tienen expectativas muy diferentes respecto a los de algunos años atrás.

-Los medios de comunicación masivos tales como Internet y las redes sociales, han dado “poder” y han alzado la voz de los usuarios.

-El auge de potentes dispositivos móviles que hoy son de fácil acceso para el bolsillo del usuario medio, ha cambiado la ecuación a favor de los usuarios.

-Los usuarios se han convertido en innovadores.

-A través de la democratización de la tecnología, los usuarios de todo tipo y condición, ahora comparten la misma tecnología, es decir, son iguales ante la posibilidad de comprar el mismo producto.

Tendencia 2: Virtualización

La virtualización ha mejorado la flexibilidad y el aumento de las opciones sobre cómo las organizaciones de tecnologías informáticas pueden implementar nuevos entornos de trabajo para el cliente. Esta, en cierta medida, ha liberado aplicaciones esclavas de las limitaciones y restricciones de dispositivos individuales, sistemas operativos o incluso arquitecturas de procesador.

La virtualización ofrece una manera de mover el legado de aplicaciones y procesos desarrollados durante la época de esplendor de la computadora personal hacia adelante en el nuevo mundo emergente. Porque no se trata de algunos países; todo el mundo es emergente en esta materia. Esto proporciona la posibilidad de que dispositivos móviles, con características de bajo consumo de energía, tengan acceso a trabajar con programas que antes eran exclusivos de los procesadores de potencia de procesamiento mucho mayor, con incremento, de este modo, en su utilidad.

Tendencia 3: Hacia las “aplicaciones”

Esta tendencia se origina cuando la forma en que las aplicaciones están diseñadas, entregadas y consumidas por los usuarios (App Store o Google Play Store), genera un cambio radical, que provoca un impacto dramático en todos los demás aspectos del mercado de software. Estos cambios también originan una profunda alteración en cómo las aplicaciones se escriben, desarrollan y venden, respecto a lo que históricamente se realizaba en los entornos corporativos. Cualquier aplicación se puede exponer en múltiples formas y plataformas, a la vez que se puede utilizar en diferentes situaciones por el usuario.

Tendencia 4: Auto-servicio en la nube

Con la llegada de la nube, donde de los usuarios individuales tienen acceso a todo tipo de servicios al instante y al alcance de su mano, se abre todo un nuevo nivel de oportunidades. Cada usuario, ahora puede tener un conjunto escalable y casi infinito de recursos disponibles para lo que debe, quiere o desea hacer. Las actividades digitales de los usuarios son mucho más auto-dirigidas que antes. Los usuarios demandan la posibilidad de tomar sus propias decisiones acerca de las aplicaciones, servicios y contenidos. Ahora, los usuarios pueden almacenar su espacio de trabajo o su personalidad digital en forma virtual en línea.

Tendencia 5: El cambio de la movilidad (Dónde y cuándo quieras)

Hoy en día, los dispositivos móviles combinados con la nube, pueden cumplir la mayoría de las tareas de computación y cualquier ventaja o desventaja se ve compensada en las mentes de los usuarios por la comodidad y la flexibilidad que ofrecen estos dispositivos. La aparición de experiencias más naturales en el manejo de la interfaz de usuario favorece también a la movilidad y la práctica que esto representa. El reconocimiento táctil y gestual, junto con la identificación del habla y el conocimiento contextual, permiten una rica interacción entre el usuario y los dispositivos con un nivel mucho mayor de libertad. En cualquier punto en el tiempo y dependiendo de la situación, cualquier dispositivo dado jugará un papel principal (o rol fundamental) dentro de su inserción en el mundo que lo rodea.

La nube presenta las siguientes características:

  • Agilidad: capacidad de mejora para ofrecer recursos tecnológicos al usuario por parte del proveedor.
  • Costo: los proveedores de computación en la nube afirman que los costos se reducen. Un modelo de prestación pública en la nube convierte los gastos de capital en gastos de funcionamiento. Ello reduce barreras de entrada, ya que la infraestructura se proporciona típicamente por una tercera parte y no tiene que ser adquirida.
  • Escalabilidad y elasticidad: aprovisionamiento de recursos sobre una base de autoservicio casi en tiempo real, sin que los usuarios necesiten cargas de alta duración.
  • Dispositivo e independencia de la ubicación permite a los usuarios acceder a los sistemas utilizando un navegador web, independientemente de su ubicación o del dispositivo que utilice (por ejemplo: PC, teléfono móvil).
  • La tecnología de virtualización permite compartir servidores y dispositivos de almacenamiento y una mayor utilización. Las aplicaciones pueden ser fácilmente migradas de un servidor físico a otro.
  • Rendimiento: los sistemas en la nube controlan y optimizan el uso de los recursos de manera automática, dicha característica permite un seguimiento, control y notificación del mismo. Esta capacidad aporta transparencia tanto para el consumidor o el proveedor de servicio.
  • La seguridad: puede mejorar debido a la centralización de los datos. La seguridad es a menudo tan buena o mejor que otros sistemas tradicionales, en parte porque los proveedores son capaces de dedicar recursos a la solución de los problemas de seguridad que muchos clientes no pueden permitirse el lujo de abordar.
  • El mantenimiento de las aplicaciones de computación en la nube es más sencillo, ya que no necesitan ser instalados en el ordenador de cada usuario y se puede acceder desde diferentes lugares.

Algunas de las desventajas que presentan son:

  • La centralización de las aplicaciones y el almacenamiento de los datos origina una interdependencia de los proveedores de servicios.
  • La disponibilidad de las aplicaciones está sujeta a la disponibilidad de acceso a Internet.
  • Los datos «sensibles» del negocio no residen en las instalaciones de las empresas, lo que podría generar un contexto de alta vulnerabilidad para la sustracción o robo de información.
  • La confiabilidad de los servicios depende de la calidad tecnológica y financiera de los proveedores de servicios en nube. Empresas emergentes o alianzas entre empresas podrían crear un ambiente propicio para el monopolio y el crecimiento exagerado en los servicios.
  • La disponibilidad de servicios altamente especializados podría tardar meses o incluso años para que sean factibles de ser desplegados en la red.

Conclusiones

La combinación de estas poderosas tendencias, junto con los avances que permiten las nuevas tecnologías, está marcando el comienzo de la era de la nube personal. En este nuevo mundo, los detalles de los dispositivos se vuelven menos importantes y brindan menos razones por las que preocuparse. Los usuarios podrán utilizar un conjunto de dispositivos, entre ellos la computadora tradicional, que sigue siendo una de muchas opciones, pero el eje principal no será un solo dispositivo. Por el contrario, la “nube personal” asumirá ese papel fundamental. El acceso a la nube y el contenido almacenado o compartido en ella, será gestionado y asegurado. Allí estará el foco del usuario, en lugar de centrarse solo en los dispositivos propiamente dichos.

Referencias bibliográficas

Nube personal: Todas tus fotos, videos y archivos en un solo lugar. [Consultado: 29 de septiembre de 2014] Disponible en: https://www.nubepersonal.com.py/NubePersonal/

Alcatel-Lucent Enterprise. Personal Cloud (PC): la nube personal. [Consultado: 29 de septiembre de 2014] Disponible en: http://enterprise.alcatel-lucent.com/countrysite/es/?innovation=PersonalCloud&page=overview

AnexoM. Cómo crear tu propia nube personal. [Consultado: 29 de septiembre de 2014] Disponible en: http://www.anexom.es/servicios-en-la-red/herramientas/como-crear-tu-propia-nube-personal/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.